Literatura

El polémico recuerdo del coloso del reporterismo

Publicación simultánea de dos biografías de Ryszard Kapuscinski.

La pasada primavera, Polonia vivió una conmoción intelectual: el proceso de desenmascaramiento de sus mitos, que lleva produciéndose regularmente desde la caída del comunismo, alcanzó a Ryszard Kapuscinski. El modelo de periodistas, el reportero que dio testimonio de los avatares del siglo XX a todo el mundo, candidato al Nobel y premio Príncipe de Asturias, era retratado de forma dura por uno de sus antiguos discípulos.

En las próximas semanas, llegan a España tanto la biografía que dio lugar a esa polémica como otra que juzga al periodista sobre todo por su evolución como escritor. La primera, Kapuscinski. No ficción (Galaxia Gutenberg) está firmada por el también reportero Artur Domoslawski, mientras la segunda, que ha sido esgrimida en las sucesivas polémicas como más respetuosa, se titula Kapuscinski. Una biografía literaria (Malabares), y es obra de Beata Nowacka y Zygmunt Ziatek, que proceden del campo académico.

La propia Nowacka no ha dudado en acusar a Domoslawski de llevar a cabo "la primera biografía tan claramente inquisitorial, tan intransigentemente despreciativa de la intimidad de una persona". La viuda del protagonista, Alicja Kapuscinska, pidió que se evitara la publicación de la obra de Domoslawski debido al retrato de las aventuras amorosas -y frecuentes visitas a burdeles- del periodista en sus viajes, "que en verdad resulta poco delicada", según Timothy Ashton Gash.

Sin embargo, Domoslawski adujo que la posible persecución contra su libro era debida a sus conclusiones acerca del trabajo de Kapuscinski: por un lado, el hecho de que existió una cierta connivencia entre el periodista y las autoridades comunistas, y por otra, a que las dosis de inventiva en los reportajes sobrepasaba lo que el rigor periodístico aconseja. Con distintos ejemplos no exentos de polémica, Domoslawski llega a la conclusión de que su maestro, que admitía públicamente haber "intensificado la realidad" en distintas ocasiones para conseguir un mayor impacto en su trabajo, había ido más allá inventando directamente algunas aventuras.

El primer aspecto fue reconocido incluso por la viuda, que señalaba que cierta colaboración con las autoridades "fue el precio que tuvo que pagar" para conseguir libertad para sus viajes. El segundo, sin embargo, es el que ha abierto la caja de los truenos, poniendo en tela de juicio la importancia del trabajo de Kapuscinski y su papel fundador en la escuela de reporteros polacos, una de las más brillantes del periodismo mundial.

Beata Nowacka acusa de Domoslawski de haber llevado a cabo toda una campaña de promoción sensacionalista de su libro para llamar la atención mientras critica las carencias de su investigación: el biógrafo abrió un blog un mes antes de la publicación -que luego abandonó- y respaldó un grupo de Facebook en el que luego no respondió las preguntas de quienes criticaron el volumen tras leerlo.

Los libros

El discípulo convertido en juez del maestro

De colega a amigo y de amigo a analista (o según otros, traidor). Artur Domoslawski justifica su trabajo asegurando que "Kapuscinski se esforzó para fabricar un mito sobre él mismo. Llamar a eso mentira incluye un juicio moral que no comparto. La palabra fabulación es más justa". El libro vendió casi 100.000 ejemplares en su primera semana en Polonia y se convirtió en un fenómeno social.

La humanización del mito desde su valor literario

Un trabajo divulgador de todo el proceso de creación de la obra de Kapuscinski desde el punto de vista de dos estudiosos, que afirman que el periodista, "que era la personificación de la vida, corría el riesgo de transformarse en una pétrea imagen de sí mismo, encarnando los deseos, esperanzas y hasta los prejuicios de quienes le alzaban hasta un pedestal que él nunca había buscado".

Editoriales

Al igual que la mayor parte de las editoriales que publican a Kapuscinski en distintos idiomas, Anagrama no ha querido traducir el libro de Domoslawski. En España lo traduce Galaxia Gutenberg, que en los últimos tiempos ha publicado numerosos ensayos sobre la Europa del comunismo.