Barcelona World Race

Resistencia y ligereza para el casco de los veleros

El material básico de los Imoca Open 60 actuales, los barcos que participarán desde el próximo 31 de diciembre en la Barcelona World Race, es la fibra de carbono. El material está compuesto por carbono y resina; el 99% de las resinas utilizadas son epoxi, que aportan mucha resistencia a la embarcación, ya que no son termomoldeables, es decir, la estructura no se deforma con los cambios de temperatura.

La razón principal del uso del carbono, además de su resistencia, es su ligereza, igualmente importante. Este elemento se suele combinar con un núcleo de Nomex en forma de nido de abeja. Es un material muy ligero que proporciona una solidez máxima con mínimo peso.

La fibra de carbono es muy conductora, por lo que puede interferir en la estabilidad eléctrica del buque. Por eso ciertas partes del casco y de la embarcación están hechas de un material con propiedades aislantes: la fibra de vidrio. Por otra parte, en la proa del casco, preparada para absorber los golpes en una colisión, hay una estructura denominada crash box, llena de espuma sintética.

El resto de materiales que conforman la estructura de estas embarcaciones son resinas, pinturas, disolventes, pegamentos y aerosoles. Todos ellos están formados de composites, es decir, combinan dos o más materiales para mejorar las propiedades de sus integrantes.