Prevé llegar a 2.000 MW

FCC ultima un plan estratégico a tres años enfocado a la energía

FCC ultima un plan estratégico 2011-2013 que llevará a la división de energía a operar 2.000 MW en renovables y crecer en el Ebitda, hasta alcanzar el 20%, desde el 5% de 2009. La firma ha entablado una alianza con el gigante japonés Mitsui para desarrollar proyectos termosolares.

FCC está dando pasos para multiplicar por cuatro el peso de su negocio de energía en tres años. El grupo que preside Baldomero Falcones acaba de cerrar un acuerdo, negociado durante el último año, con el conglomerado japonés Mitsui. Se trata de trabajar conjuntamente en proyectos termosolares, con una primera experiencia en marcha en Palma del Río (Córdoba), donde comparten inversión en una instalación de 50 MW.

Pero la iniciativa cordobesa es sólo el principio. FCC y Mitsui reconocieron el viernes que intentarán trabar alianzas en infraestructuras de transportes y agua, además del citado negocio de la energía. España, México y EE UU son sus focos prioritarios de inversión a corto plazo. De hecho, ya cuentan con experiencia conjunta en una primera planta de tratamiento de agua en la ciudad mexicana de Querétaro.

Avances como este acuerdo de colaboración servirán de palanca de lanzamiento para FCC Energía hasta acrecentar su contribución a los resultados del grupo. La previsión que maneja Eduardo González, director general del área, es que dentro de tres años represente el 20% del Ebitda total de la empresa, desde el 6% actual y el 5% con que se cerró 2009. El año pasado el resultado bruto de explotación alcanzó 1.461 millones.

FCC 10,70 -3,78%

Este reto aparecerá en el plan estratégico hasta 2013, que Falcones y su equipo ultiman una vez se ha agotado el tiempo del anterior plan 2008-2010. A la espera de que se presente a lo largo del primer trimestre de 2011, el actual momento económico hace pensar que será más conservador que el anterior, marcado por una previsión de inversión de 4.020 millones y tocado por la crisis, la escasez de financiación bancaria y el replanteamiento por los Gobiernos de muchos proyectos en infraestructuras y servicios.

El presidente de FCC, Baldomero Falcones, espera que, a la vuelta de esos tres años, la firma esté operando unos 2.000 MW en renovables, lo que supone casi multiplicar por cinco los actuales 444 MW en operación. España, Reino Unido, Italia, Polonia, Rumanía, EE UU, norte de África, México y Brasil son algunos de los destinos preferentes para su expansión, sin dejar de analizar oportunidades en India y China.

La entidad que controla Esther Koplowitz planea a corto plazo entrar en el capital de dos termosolares en España asignadas a otro promotor, y participar en la futura preasignación de dos instalaciones más de este tipo. Cada una de las plantas de 50 MW viene a llevarse unos cinco millones de inversión por MW. En el corto plazo, FCC tendrá 1.100 MW entre operación y cartera.

Un socio japonés en termosolar

Después de que Acciona y Abengoa entablaran relación con Mitsubishi y JGC, respectivamente, para el trabajo conjunto en proyectos energéticos, FCC ha hecho lo propio con el gigante japonés Mitsui.

La primera piedra de toque para la alianza es la financiación, construcción y operación de la planta termosolar Guzmán, en Palma del Río (Córdoba). En este caso, FCC controla el 70% y deja a su socio el 30% restante y un papel clave en la búsqueda del respaldo financiero.

Con las excavadoras trabajando ya sobre el terreno, la inversión se irá hasta los 260 millones, de los que el consorcio de empresas estima que podrá financiar con deuda bancaria entre el 70% y el 75%. Eduardo González, responsable de FCC Energía, reconoció el viernes que "los momentos de turbulencias que vive España en torno a las energías renovables no ayuda a cerrar acuerdos con los bancos". Desde Mitsui, el director de Operaciones, Shintoro Ambe, añade que confía en que España mantenga una estabilidad regulatoria para el desarrollo de éste y futuros proyectos.