En 2009 fueron 4.700 euros

España destinará en 2011 4.100 millones para la cooperación al desarrollo

La secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, ha avanzado hoy en Béjar (Salamanca) que el gobierno destinará en 2011 alrededor de 4.100 millones de euros para la cooperación al desarrollo.

Soraya Rodríguez ha explicado que la cantidad que se destinará a la cooperación también se reducirá debido a la crisis, si se compara con el año 2009, cuando España destinó una ayuda de 4.700 euros a la cooperación para el desarrollo de países.

En este sentido, ha recordado que "en 2004, con el PP, la ayuda oficial al desarrollo fue de 1.985 millones de euros".

Soraya Rodríguez, que ha recibido hoy el premio Libertad que otorga la Agrupación Socialista Bejarana, la más antigua de Castilla y León, ha manifestado que España seguirá siendo para América Latina el primer país en ayuda prestada para el desarrollo.

La secretaria de Estado ha destacado que el gobierno continuará "muy presente" en África Occidental, ya que "España está entre los ocho primeros donantes".

También se ha referido a que España está por encima de la media europea en relación a los fondos que se destinan a la cooperación al desarrollo.

"La media de Europa es del 0,42% de la Renta Nacional Bruta y España está en el 0,44%", ha explicado.

En relación al conflicto de la comunidad saharaui y Marruecos, Soraya Rodríguez ha recordado que el 80% de la ayuda mundial que llega a la población de los campamentos del Sahara es española, por lo que, ha dicho, "la ayuda que les prestamos será constante y sostenible y no habrá recortes".

El premio Libertad se lo han concedido a Soraya Rodríguez, en un acto celebrado en el Convento de San Francisco de Béjar, por el trabajo desarrollado en la liberación de los tres cooperantes catalanes de la ONG Barcelona Acció Solidària que fueron secuestrados en Mauritania durante 9 meses.

En este sentido, Soraya Rodríguez ha recordado la labor que desarrollaron el ex ministro Miguel Ángel Moratinos y la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, en la liberación de los tres cooperantes.