Afirma que la recuperación ya se está produciendo

Gómez: 2012 será un año de "franco crecimiento del empleo"

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, prevé que durante la segunda parte del próximo ejercicio comenzará a crearse empleo neto y el 2012 será ya un año de "franco crecimiento del empleo".

Valeriano Gómez, ministro de Trabajo
Valeriano Gómez, ministro de Trabajo

Gómez, que participó hoy en la inauguración del VII Foro Institucional Joven de Juventudes Socialistas, dijo a los periodistas que la previsión de crecimiento del PIB del Banco de España está en línea con lo previsto por el Gobierno y aseguró que "la recuperación se está produciendo".

Recordó que los datos del Banco de España eran "razonablemente previsibles para la economía española, que está en el tercer trimestre del año con un crecimiento ligeramente positivo, pero en tasa interanual ya hay un crecimiento del 0,2%".

Por tanto, la recuperación ya se está produciendo, aunque aún lentamente y la economía española progresivamente alcanzará esa situación en la que empezará a crearse empleo, aunque despacio al principio y con mucha precaución.

Ello irá acompañado de una progresiva restauración de la confianza por parte de las empresas para que durante la segunda parte de 2011 comience a crearse empleo neto y en 2012, un crecimiento.

Por otro lado, con respecto a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y del paro registrado, el ministro hizo hincapié en que la primera está centrada en la posición de la economía española y del mercado de trabajo a la altura de julio de 2010, mientras que los datos de desempleo son de octubre, es decir tres meses después.

Por tanto, son momentos distintos, ya que octubre es un mes peor, porque se acaban los contratos de temporada y determinadas faenas agrarias, como por ejemplo la vendimia.

Dada esa estacionalidad, octubre es un mes en el que siempre crece el desempleo, agregó Gómez, según quien, eso no es lo importante, sino cómo va la tendencia anual y ésta "es ya de cercanía al equilibrio, en cuanto a que no se destruye empleo".

Asimismo, explicó que la tasa de desempleo es el fruto de dos circunstancias: de cómo va el empleo y si hay muchas más personas que se incorporan al mercado laboral.

En este sentido, España ha sido un país que ha registrado una situación de excepción porque, al tiempo que se destruía mucho empleo como consecuencia de la crisis inmobiliaria, se registraba un alto crecimiento de población activa, tendencia que ha dejado de producirse con el tiempo, indicó.