El diferencial supera los 500 puntos básicos

La rentabilidad del bono irlandés, en máximos al marcar el 7,6%

Los mercados de deuda elevaron hoy el bono irlandés de 10 años respecto al alemán de referencia a un interés del 7,61%, mientras su diferencial subió hasta los 515 puntos básicos, una cifra récord.

Por octavo día consecutivo, los mercados aumentaron los intereses que paga el Estado irlandés para acceder a préstamos, después de que el miércoles se alcanzase el 7,45% y los 506 puntos básicos.

Las dificultades de Irlanda para acceder a préstamos a menor interés reflejan la falta de confianza de los mercados de deuda en la capacidad del Gobierno de Dublín para reducir su déficit público, el más alto de la Unión Europea (UE).

A la preocupación sobre la situación irlandesa se le ha sumado la posibilidad de que este país deba recurrir a ayuda exterior, sobre todo después de que el Banco Central de Irlanda haya advertido de que las cuentas del Gobierno no cuadran.

Según la entidad financiera, el objetivo de reducir el déficit público en 3.000 millones en los próximos presupuestos generales del Estado, que se presentarán este diciembre, se ha quedado ya obsoleto y éste ronda ahora los 7.000 millones de euros.

Para los expertos, el constante aumento de los intereses cobrados a Irlanda por los préstamos deriva en gran parte de la incertidumbre en torno al plan de rescate del Ejecutivo a los principales bancos nacionales, cuya factura final podría acercarse a los 60.000 millones de euros.