La City

Las urgencias y la crisis

Una conocida cadena de hospitales privados española empezó a notar, cuando se desató la crisis, que descendía el número de pacientes que acudían a las urgencias de sus centros. Igualmente detectaron que bajaban las operaciones programadas, es decir, aquellas que pueden demorarse sin temor a perder la vida. Al principio, pensaron que era producto de un descenso en las pólizas de las aseguradoras de salud que tienen contratados sus servicios. Sin embargo, con la crisis no se ha producido una reducción de los clientes, sino que incluso han aumentado ligeramente. Así pues, el único motivo plausible es que los trabajadores prefieren no faltar a sus puestos de trabajo por causas de enfermedad o por operaciones. No vaya a ser que luego no puedan incorporarse a su empleo.