A fondo

La sombra de IBM sacude la seguridad informática

La industria de la seguridad informática vuelve a vivir momentos de convulsión. Así, las acciones de Fortinet, uno de los principales grupos independientes de la industria, llegaron a dispararse en la sesión del lunes hasta un 30%, alcanzando su máximo histórico. El motivo: Bloomberg publicó que la empresa de seguridad estaba en negociaciones para ser vendida a IBM. Además, la agencia indicó que Fortinet había contratado al banco de inversión Morgan Stanley para que analizara todas las opciones estratégicas.

Fortinet, especializada en el software de seguridad para redes, negó posteriormente la operación, si bien sus títulos cerraron la sesión con un avance del 6,27%. En un comunicado, la empresa indicó que su estrategia está enfocada en el desarrollo de una compañía fuerte independiente negando que estuviera en negociaciones con el gigante azul. Pese a todo, Fortinet se ha quedado en el centro del escenario.

De hecho, los mercados dieron credibilidad a la noticia dada la furia compradora de IBM, que le ha llevado a invertir en adquisiciones cerca de 1.984 millones de dólares (unos 1.414 millones de euros) durante el tercer trimestre. Y más cuando su consejero delegado, Sam Palmisano, anunció la pasada primavera que el gigante azul destinaría 20.000 millones de dólares a adquisiciones en los próximos cinco años. IBM sigue pagando dividendos, recomprando acciones, invirtiendo en adquisiciones y sus títulos cotizando en sus máximos históricos. Pocos peros para interrumpir sus políticas de compras.

Wells Fargo ha liderado una línea de crédito de 1.000 millones de dólares para Symantec

Tampoco es la primera noticia en relación al interés de otras corporaciones por Fortinet. La empresa, que ha duplicado su capitalización bursátil durante su primer año cotizando en Bolsa, ha estado inmersa dentro de las especulaciones sobre su posible inclusión dentro del proceso de consolidación que ha vivido la industria tecnológica. De hecho, según señala Thestreet.com, en los mercados se ha comentado que podía ser objetivo de opa no sólo por parte de IBM sino también de grupos como HP, Dell u Oracle.

Además, la trayectoria de los directivos de Fortinet invita a los comentarios sobre su posible venta. Y es que Ken Xie, su fundador, ya creó la compañía de seguridad NetScreen Technologies, que fue vendida a Juniper Networks en 2004 por 4.000 millones.

Ahora, ante cualquier interesado, el valor de mercado de Fortinet ronda los 2.300 millones de dólares, cifra a la que habría que añadir una prima.

Y es que las empresas de seguridad para las redes de telecomunicaciones están de moda en el conjunto del sector tecnológico dada la demanda de estas aplicaciones ante el incremento del tráfico de datos por las citadas infraestructuras como consecuencia del aumento del número de usuarios de dispositivos móviles como los smartphones y los tablets.

En cualquier caso, la fiebre de adquisiciones ya se ha extendido por todo el negocio de la seguridad durante 2010. En los últimos meses, gigantes como HP e Intel se han embarcado en operaciones de gran volumen dentro de esta área, que pueden suponer incluso un auténtico cambio en la propia estructura de la industria. El gigante de los chips anunció este verano que había llegado a un acuerdo para la compra de McAfee, la mayor empresa independiente de seguridad, por cerca de 7.700 millones de dólares. A su vez, y en la misma línea, HP anunció la compra de Arc Sight por cerca de 1.500 millones, incluyendo una prima para sus accionistas del 25%.

Ahora, Fortinet no sería la única empresa de seguridad envuelta en estos nuevos movimientos. Ayer, en medio de la vorágine generada por la empresa y el supuesto interés de IBM, que trataría de seguir los pasos de rivales como HP, las acciones de Sourcefire, otra de las empresas del sector, llegaron a subir hasta un 6,7%.

También Check Point Software Technologies ganó un 1,4%, alcanzando sus acciones su precio máximo de los últimos siete años. A su vez, Symantec, uno de los gigantes de la industria, ganó un 1,2% en una sesión en la que los inversores ampliaron opciones en el mundo de la seguridad. El grupo podría acelerar su estrategia de expansión con nuevas compras. Ayer, el banco Wells Fargo anunció que había liderado junto con otras entidades financieras una línea de crédito de 1.000 millones de dólares para Symantec destinado a propósitos generales de la empresa. Es decir, cualquier opción de crecimiento está abierta.

Precisamente, Symantec mejoró la pasada semana sus previsiones de resultados para el trimestre que concluye el 31 de diciembre. La empresa espera alcanzar unos ingresos de entre 1,57 y 1,59 millones de dólares, frente a una estimación de los analistas que apuntaba a un volumen de negocio de 1,55 millones. Symantec se va a beneficiar del aumento en las inversiones en software de seguridad y back-up por parte de las corporaciones. También McAfee, en sus últimos tiempos como grupo independiente, registró un aumento de sus ingresos del 8% y de sus beneficios del 27% gracias a una mejora de la demanda tanto de los consumidores como del mundo corporativo.

En términos generales, la industria mantiene su estela de crecimiento. Gartner indicó recientemente que los ingresos del sector del software de seguridad van a aumentar un 11,3% durante este año hasta sobrepasar los 16.500 millones de dólares con avances en la mayoría de los segmentos de la industria.