'Telecos'

Vivendi busca un pacto con el regulador de Brasil por la compra de GVT

Hace ya un año que Telefónica perdió contra Vivendi la batalla por la operadora brasileña GVT. La española, de hecho, ha pasado página y está concentrada en la toma del control de Vivo, después de comprarle a Portugal Telecom su parte en el líder del móvil del país. Para Vivendi, en cambio, la compra de GVT sigue en primera línea de sus preocupaciones: las autoridades de Brasil cuestionan la limpieza de su actuación y tienen abierta una investigación que puede terminar en una multa histórica de cerca de 1.300 millones de euros.

El regulador bursátil brasileño está investigando las compras de acciones y opciones de GVT que realizó Vivendi durante la pugna con Telefónica y su posición real cuando anunció que se había asegurado el control. Telefónica tiró la toalla en ese momento, pero el regulador tiene dudas de que Vivendi fuera efectivamente propietaria del 40% de GVT cuando hizo el anuncio.

En teoría, a Vivendi le bastaría con demostrar que era dueña o tenía derechos sobre ese 40%, pero la investigación lleva meses abierta sin que las dudas se hayan despejado.

VIVENDI 23,42 -0,34%

Ahora, Vivendi ha abierto una nueva vía para terminar con el conflicto. Según informa Reuters, el conglomerado francés ha ofrecido al regulador de la Bolsa brasileña un pacto para cerrar la investigación.

Los detalles de la oferta no han trascendido, pero hasta el momento Vivendi había asegurado que su actuación había sido legal durante todo el proceso.

La fiscalía brasileña está esperando que termine la investigación del regulador para decidir si lleva a juicio a Vivendi.