Debutará el jueves

Caja Madrid, colocador de la filial de Enel, prefiere Iberdrola Renovables a Green Power

El apetito de los inversores institucionales por la Oferta Pública de Venta (OPV) de Enel Green Power (EGP) ha sido extremadamente discreto. Sólo han pedido 520 millones de acciones, frente a las 1.202,8 millones que se les habían reservado. Incluso el departamento de análisis de una de las entidades colocadoras, Caja Madrid Bolsa, considera que Iberdrola Renovables es más atractiva que la filial de Enel.

EGP debutará en las Bolsas de Milán y Madrid el jueves. Y lo hará gracias al interés mostrado por los pequeños inversores, que han absorbido el grueso de la oferta, con peticiones por más de 1.260 millones de títulos. Ni siquiera la sustancial rebaja del precio final de colocación, hasta 1,6 euros por acción frente a los 1,8 euros del mínimo orientativo de la horquilla de precios, ha conseguido atraer consistentemente a los fondos .

La valoración de EGP se sitúa finalmente en 8.000 millones de euros, de manera que su PER 2009 (número de veces que el beneficio está incluido en el precio) alcanza las 19,1 veces, por debajo de los ratios de sus principales competidoras (EDP Renováveis, EDF Energies e Iberdrola Renovables).

Sin embargo, el departamento de análisis de Caja Madrid Bolsa, una de las entidades colocadoras de la OPV entre los minoritarios españoles, considera en un informe publicado hoy que la filial de energías renovables de Iberdrola es más atractiva que la de Enel: "Claramente, a pesar de la diversificación geográfica y por producto de Enel, Iberdrola Renovables crecerá durante los próximos cinco años al doble que la italiana por lo que creemos que merece la pena estar en la española".

Demanda muy justa

La demanda total representa en torno a 1.780 millones de títulos, ligeramente por encima de los 1.415 millones ofertados. La compañía contará de entrada con un elevado número de accionistas minoritarios (340.000), frente a los cerca de 250 institucionales, entre los que se encuentran Pioneer (UniCredit), Eurizon (Intesa Sanpaolo), Blackrock, Amber Capital, Eaton, Marshall, Jupiter, Enpam, UBS, Deutsche Bank, Lazard, Merrill Lynch, Ibercaja, Aletti, Axa, según Il Sole 24 Ore.

Fuentes financieras señalan que las empresas prefieren por regla general a los institucionales, debido a su mayor estabilidad, pero que en esta ocasión se han visto obligados a recurrir a los minoritarios; si no, no hubieran sacado adelante la operación. Los coordinadores globales de la OPV de EGP son Mediobanca, Credit Suisse, Banca IMI y Goldman Sachs. En España, Caja Madrid, BBVA y La Caixa se encargaron de la colocación.