Petróleo

El crudo de Texas baja el 0,91% y acaba a 81,43 dólares por barril

La cotización del crudo de Texas bajó hoy un 0,91% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y terminó a 81,43 dólares por barril (159 litros), influida por el fortalecimiento del dólar y pese a haberse conocido hoy que el crecimiento económico de Estados Unidos se aceleró ligeramente en el tercer trimestre.

Al concluir esta última sesión del mes en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para diciembre restaron 75 centavos de dólar al precio de cierre del jueves.

Sin embargo, el precio del crudo ha acumulado un avance de 1,46 dólares en el mes de octubre, lo que supone un ascenso del 1,82% en su precio.

El descenso registrado hoy por el "oro negro" coincidió con un fortalecimiento del dólar frente a otras divisas, como el euro, que a esta hora se cambiaba a 1,3895 dólares.

Los contratos de gasolina con vencimiento en noviembre restaron un centavo al precio anterior y cerraron a 2,10 dólares por galón (3,78 litros), en lo que el gasóleo restó dos centavos a su precio y terminó a 2,22 dólares.

En lo referente al total de octubre, el precio de la gasolina ha aumentado un 2,9%, mientras que el del gasóleo se ha depreciado un 0,89%.

El gas natural registró un avance de 14 centavos en su precio y sus contratos de futuros para diciembre terminaron a 4,03 dólares por cada mil pies cúbicos, mientras que en este mes se han apreciado un 4,1%.

El debilitamiento del crudo y algunos de sus derivados se produjo en una jornada en la que se conoció que el crecimiento económico de Estados Unidos se aceleró ligeramente en el tercer trimestre, hasta el 2 por ciento, gracias a la buena marcha del consumo, que aumentó al ritmo más rápido en casi cuatro años.

Según destacaban los analistas, en el descenso del precio del crudo influyeron también los resultados por debajo de lo esperado presentados por Chevron.

La segunda mayor petrolera de Estados Unidos, anunció que en el tercer trimestre de 2010 ganó un 1,64% menos que en el mismo periodo del año anterior, al anotar un beneficio de 3.768 millones de dólares (1,87 dólares por acción), comparado con los 3.831 millones (1,92 dólares por título) que registró el año anterior.

Ese beneficio por acción se quedó por debajo de los pronósticos de los analistas, que habían calculado un beneficio de unos 2,15 dólares por título.