Resultados

EE UU y los mercados emergentes tiran de los ingresos de SAP

SAP registró unos ingresos globales de 3.003 millones de euros en el tercer trimestre, un 20% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los ingresos del área de software (incluye las licencias y el mantenimiento) ascendieron un 21%, hasta 2.320 millones, en línea con las previsiones de los analistas. De esta evolución, 15 puntos correspondieron al crecimiento orgánico y los otros seis puntos a Sybase, compañía adquirida por SAP en el mes de julio.

José Duarte, presidente SAP en Europa, Oriente Medio, África e India, explicó en una entrevista con CincoDías que "todas las regiones registraron crecimiento durante el tercer trimestre, especialmente en zonas como EE UU y los países emergentes de Asia, Latinoamérica y Europa". El directivo indicó que los ingresos procedentes de los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) subieron un 41% gracias, en buena medida, a la fuerte actividad económica que está obligando a las empresas a introducir tecnologías de base de SAP. En relación a EE UU, donde los ingresos subieron un 27%, Duarte indicó que SAP ha mantenido un crecimiento equilibrado tanto en el ámbito de las grandes empresas como las pymes.

Además, el directivo defendió la diversificación de SAP en nuevos negocios, indicando que el área de análisis de negocio sigue siendo uno de las áreas de mayor crecimiento.

Los beneficios subieron un 12% hasta 501 millones de euros, en este caso por debajo de las previsiones de los analistas. Esta evolución fue consecuencia de la decisión de SAP de elevar las provisiones de cara al proceso judicial que tiene abierto con Oracle así como por los mayores costes derivados de la citada compra de Sybase. Esta evolución de las ganancias no fue bien vista por las Bolsas. De hecho, las acciones de SAP bajaron un 2,7%. No obstante, hasta ayer, los títulos se habían revalorizado un 16% desde enero.

En cualquier caso, Duarte destacó que SAP ha mantenido sus estimaciones para el conjunto del año, en el que prevé elevar los ingresos del área de software entre un 9% y un 11%. El margen operativo será de entre el 30% y el 31%, frente al 27% de 2009.

José Duarte explicó que el negocio de SAP en España fue en el tercer trimestre "un poquito por encima de los objetivos marcados". El ejecutivo defendió la "gran capacidad de ejecución de la división española" así como la "fidelidad" de los clientes. No obstante, Duarte advirtió que la situación en Portugal está un poco más dura.

En términos globales, y en relación a los diferentes tipos de clientes, Duarte dijo que la gran empresa aporta algo más del 60% de los ingresos de SAP mientras que el resto procede de la pyme. El ejecutivo dijo que ambas aportaciones van a igualarse.