Pedirá datos desagregados

Salgado exige a la banca que vuelva a dar crédito a pymes y autónomos

Confirma que se dan las condiciones para conceder préstamos a autónomos y pymes y anuncia que pedirá a las entidades datos desagregados sobre a quién concede los préstamos, el importe medio de los mismos o cuántos se destinan al sector inmobiliario.

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, mandó un mensaje claro a las entidades financieras, al pedirles que restablezcan el crédito, en especial a pymes y autónomos. "Una vez reordenado el sector de las cajas de ahorro se dan todos los requisitos para que las entidades vuelvan a dar créditos a empresas y familias", apuntó esta mañana durante su intervención en el Foro Cinco Días.

Salgado echó por tierra uno de los argumentos utilizados por las entidades para justificar el cierre del grifo, la incapacidad para financiarse en el exterior. "Han aumentado la capacidad para obtener préstamos y han empezado a dejar de financiarse a través del Banco Central Europeo", remarcó la ministra de Economía, quién aprovechó la presencia del presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, en el acto para anunciarle que Economía les va a solicitar datos adicionales sobre la financiación al sector privado. "Queremos tener los datos desagregados de los créditos que se dirigen a las empresas, en función de si son grandes o pequeñas, cuánto se destina al sector inmobiliario o cuál es el importe medio de los préstamos", apuntó Salgado. "Con ese seguimiento deberemos decidir si es necesaria una actuación adicional, que en cualquier caso corresponderá al sector financiero", aclaró.

En este punto, la ministra de Economía rechazó las críticas a la línea ICO Directo, que ofrece préstamos de hasta 200.000 euros para pymes y autónomos. "Hasta el momento se han concedido 3.000 préstamos por un importe de 140 millones de euros, lo que supone una media de 40.000 euros. Creo que ese no es el problema de la financiación en España, más aún cuando el ICO aportó el pasado año créditos por valor de 15.000 millones", aclaró.

Respecto a la crítica realizada por el presidente de Santander, Emilio Botín, sobre la velocidad "poco adecuada" con la que se estaba produciendo la reestructuración de las cajas de ahorro, Salgado apuntó que percibe cierta ansiedad a la hora de quemar etapas. "Estamos en la mitad del proceso de reestructuración y ahora lo que hace falta es poner en marcha las medidas, como los ajustes para reducir el sobredimensionamiento, en especial aquellas que han recurrido al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB)", recalcó.

Preguntada por la posibilidad de implantar una tasa a la banca para recuperar el dinero de las ayudas públicas, Salgado expuso que no lo veía necesaria, "más aún teniendo en cuenta que los intereses derivados de esas ayudas han aportado al Tesoro una inyección de 2.500 millones". Otra cosa distinta, precisó, sería la aprobación de una tasa a las transacciones financieras, "una medida que defiende España siempre que se aplique en un ámbito geográfico muy amplio para evitar deslocalizaciones".

Más información

Archivado En