Un hogar medio abona 716 euros al año

Sevilla es la ciudad donde las familias pagan más impuestos

Una familia con dos hijos, una vivienda entre 85 y 95 metros cuadrados y un vehículo de gama media pagará este año 716 euros en tributos locales, la cifra más alta entre las grandes ciudades. Los zaragozanos, en cambio, serán los que menos tributos abonarán, 462 euros.

Imagen del monumento la Giralda, Sevilla
Imagen del monumento la Giralda, Sevilla

El IBI, el impuesto de circulación, la tasa de basuras o la de estacionamiento representan los principales tributos locales que recaen sobre las familias. Y Sevilla destaca por ser la gran ciudad más cara fiscalmente de España, según se desprende del ranking tributario de los municipios españoles en 2010 que ha elaborado el Ayuntamiento de Madrid y al que ha tenido acceso CincoDías.

La capital andaluza comparte podio con Barcelona y Madrid. Seguida de Valencia y Málaga. Cierra el listado Zaragoza (ver gráfico), donde una familia media paga 462,6 euros anuales, un 35,4% menos que en la capital andaluza.

Los barceloneses, por su parte, abonan 655,59 euros, 115 euros menos que los madrileños. Aun así, las dos principales urbes españolas destacan por ser las únicas grandes capitales donde la factura fiscal para las familias se ha incrementado respecto al año anterior. Un hogar madrileño pagará este año 18 euros más y uno barcelonés abonará 16 euros adicionales. Se tratan de cifras modestas. Sin embargo, el resto de grandes ciudades han seguido el camino contrario. Zaragoza, Málaga y Sevilla han reducido, aunque tímidamente, los impuestos a la familias entre 14 y siete euros.

El impuesto que más afecta al bolsillo de los contribuyentes es el IBI. Supone el tributo más apreciado por los concejales de Hacienda, ya que aporta la mitad del total de impuestos locales. En 2010, la gran mayoría de ciudades de provincias optó por congelar el tipo del IBI. Aunque ello no significa que los propietarios de vivienda paguen los mismo este año que el anterior. En buena parte de los municipios se aplicarán incrementos catastrales que elevarán la base imponible y, por tanto, la cuota tributaria será mayor.

Un 6% más en el IBI

Una vivienda en el madrileño barrio de Carabanchel, de 124 metros cuadrados pagará este año por IBI 523 euros, un 6% más que el año anterior. Ello se debe al llamado catastrazo que aprobó el Gobierno central en 2001 y cuya subida se prorrateó en diez años.

Tras el IBI, el impuesto de circulación se sitúa como el segundo tributo con más peso en las economías familiares. Un coche de gama media paga en torno a los 130 euros en las grandes capitales cada año. Esos sí, los alcaldes de Barcelona, Sevilla, Madrid, Valencia, Málaga y Zaragoza optaron en 2010 por mantener la misma tarifa que el año anterior.

Los alcaldes no entienden de recortes fiscales

La estadística tributaria indica que los recortes fiscales suponen medidas exóticas dentro de los ayuntamientos, que aprovecharon los años de bonanza económica para elevar los tributos. Si bien algunos alcaldes han optado por recortar tímidamente los impuestos, la política que se ha impuesto en 2010 es la congelación de tarifas. Así, 35 de las 52 capitales de provincia mantuvieron el mismo tipo en el IBI. Nueve eligieron aumentarlo y otras ocho optaron por rebajarlo. Con todo, los incrementos catastrales provocan que en la mayor parte de ciudades los contribuyentes paguen más este año que el anterior.

Respecto a las grandes empresas, que deben abonar el impuesto de actividades económicas, la situación es parecida. El tipo medio ha subido ligeramente en el conjunto de grandes capitales, pasando del 1,86% al 1,88%. En el caso de las grandes ciudades, sólo Madrid ha aplicado una rebaja significativa, del 2%. Ahora bien, el Ayuntamiento de Alberto Ruiz-Gallardón elevó este mismo impuesto un 3,8% el año anterior. Un aumento que para el conjunto de las grandes capitales españolas alcanzó de media el 8,6%.

Por otra parte, el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras ya se encuentra en la mayor parte de municipios en el nivel más alto que permite la legislación, 4%. Y, en este caso, la estadística es demoledora. Ningún ayuntamiento de España ha recortado este tributo en 2010. Tampoco en 2009 o 2008. Barcelona, presenta el tipo más bajo entre las grandes capitales y aplica un gravamen del 3,25%.

En el impuesto de plusvalías, que grava los beneficios por la venta de inmuebles urbanos, el margen para elevar impuestos también es mínimo ya que la mayoría aplica el máximo permitido.

Las cifras

253 euros paga de más un hogar medio en Sevilla en impuestos locales que una familia en Zaragoza.

50% representan los ingresos por IBI sobre el total de la recaudación de los tributos de las Haciendas locales.

1,8% es el tipo medio del impuesto sobre actividades económicas, que se aplica a las grandes empresas.