Cada uno abona de media un millón de euros

La mitad de los titulares con cuentas en Suiza claudica y paga a Hacienda

La mitad de los contribuyentes con cuentas opacas en Suiza que Hacienda está investigando respondió a los requerimientos de la Agencia Tributaria y regularizó su situación. En torno a 300 contribuyentes, sobre un total de 659, han abonado a Hacienda de media casi un millón de euros.

La mitad de los titulares con cuentas en Suiza claudica y paga a Hacienda
La mitad de los titulares con cuentas en Suiza claudica y paga a Hacienda

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, ofreció ayer en el Congreso algo de luz sobre el listado de españoles con cuentas secretas en la filial suiza el banco HSBC. La Agencia Tributaria obtuvo estos datos gracias a la colaboración de Francia.

Ocaña aseguró que la lista incluía información de los ejercicios 2005 y 2006 de 659 contribuyentes españoles, a quien la Agencia Tributaria envió un requerimiento en junio para que regularizaran su situación en el más que probable caso de que no hubieran tributado por los fondos en Suiza.

La mitad de los contribuyentes, unos 300 ya han regularizado su situación y han ingresado 260 millones. Esta cifra incluye cuotas del IRPF de los ejercicios 2005 y 2006 y del impuesto sobre el patrimonio, que el Gobierno eliminó en 2008.

En el caso del impuesto sobre la renta, la mayoría de contribuyentes ha regularizado los rendimientos obtenidos por las cuentas en Suiza. En 2005 y 2006, por los intereses se tributaba al tipo marginal (43%) y por el rescate de fondos se aplicaba un 18%.

De media, cada contribuyente ha pagado al fisco 844.000 euros sólo en concepto de liquidaciones extemporáneas. A esa cifra, Hacienda aplicará sanciones que se moverán entre el 50% y el 150% de la cuota ingresada. Dicho de otra forma, a los 260 millones ingresados hasta ahora se le añadirán entre 130 y 390 millones correspondientes a las multas.

Sin embargo, el hecho de pagar no excluye la apertura de una inspección fiscal. Ocaña advirtió que Hacienda abrirá procedimientos de inspección cuando discrepe de las regularizaciones realizadas por los contribuyentes. Fuentes internas de la Agencia Tributaria indican que si la regularización es veraz se cierra la posibilidad de iniciar la vía penal.

121 declarantes no responden

Por otra parte, el secretario de Estado de Hacienda aseguró que se inspeccionará al resto de los 359 contribuyentes que han optado por no regularizar. De éstos, no ha podido contactar con 121 contribuyentes. En cualquier caso, Hacienda asegura que inspeccionará a todos ellos y es posible que abra procedimientos por delito fiscal, ya que en la inmensa mayoría de casos la cuota defraudada supera los 120.000 euros y, parece obvio, que ha existido dolo. Es decir, una voluntad manifiesta de evadir impuestos. El Código Penal en vigor contempla penas de hasta cuatro años de cárcel, cifra que subirá a cinco años a partir de diciembre. En cualquier caso, nunca nadie en España ha terminado en prisión por delito fiscal.

Desde la Organización de Inspectores de Hacienda aseguran que los contribuyentes iniciaron las regularizaciones cuando el nuevo presidente de la Agencia Tributaria, Juan Manuel López Carbajo, aseguró que abriría inspecciones de forma masiva. En este sentido, critican que Hacienda optara por enviar requerimientos en lugar de abrir procedimientos de inspección.

Por otra parte, Ocaña también informó que Hacienda ha ingresado hasta la fecha ocho millones de euros procedentes de los 200 contribuyentes descubiertos con cuentas secretas en Liechtenstein. Sin embargo, la información obtenida correspondía a ejercicios prescritos administrativas aunque no penalmente. La Fiscalía inició actuaciones contra 65 contribuyentes por delitos fiscales.

Respuestas a un chivatazo muy rentable para el fisco

¿Cómo obtuvo Hacienda los datos de los 659 contribuyentes con cuentas en la filial del banco HSBC?

La información partió de la Agencia Tributaria francesa, que a su vez la obtuvo gracias a un ex empleado del HSBC que robó los datos. El listado llegó a las manos de Hacienda el pasado mayo.

¿Por qué Hacienda envió una carta a estos contribuyentes en lugar de abrir una inspección?

La Agencia Tributaria argumenta que eligió ese procedimiento muy poco habitual para evitar la prescripción administrativa. El 30 de junio de 2010, el día que finalizaba la campaña de la renta, quedaba prescrito el ejercicio fiscal de 2005. Y en la carta que Hacienda remitió a los presuntos evasores se especificaba que el envío de la notificación ¢interrumpía el plazo de prescripción¢. Según el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, la apertura de 659 inspecciones hubiera supuesto un proceso mucho más largo.

¿Se abrirán a partir de ahora inspecciones contra los contribuyentes?

De hecho, ya se han abierto. Y Hacienda asegura que inspeccionará a todos los contribuyentes implicados. Incluidos, aquellos que han regularizado su situación pueden recibir la visita de un inspector fiscal.

¿Pueden los contribuyentes acabar en la cárcel?

En teoría, sí. Aunque en España nunca nadie ha entrado en prisión por delito fiscal, a pesar de que el código penal contempla penas de hasta cuatro años de cárcel. Para que exista delito fiscal la cuota defraudada debe superar los 120.000 euros anuales y, además, existir dolo. En el caso de los titulares con cuentas en Suiza todo indica que se cumplen ambas condiciones. Sin embargo, Hacienda prefiere cerrar los casos por la vía administrativa, ya que abrir un procedimiento fiscal supone alargar los plazos y retrasar el pago de las cuotas defraudadas.