Vaticinó la victoria de España

El pulpo Paul muere en el acuario alemán de Oberhausen

El pulpo Paul, uno de los protagonistas del Mundial de Sudáfrica, murió este martes según informaron los responsables del acuario Sea Life de Oberhausen, donde el cefalópodo ganó notoriedad al predecir correctamente los ganadores de ocho partidos de Sudáfrica, incluida la final donde España venció a Holanda.

El Pulpo Paul ha fallecido este martes 26 de octubre de 2010
El Pulpo Paul ha fallecido este martes 26 de octubre de 2010

"Era muy querido por todos nosotros y lo vamos a extrañar muchísimo. Es un pensamiento reconfortante que tuvo una buena vida con nosotros, recibiendo la mejor atención posible por un equipo dedicado", aseguró Stefan Porwoll, director general del Sea Life de Oberhausen.

Paul emocionó a los aficionados alemanes y españoles acertando durante la Copa Mundial en Sudáfrica, los ganadores de ocho partidos, incluidos los siete partidos de la selección germana y la final del campeonato. Previamente había pronosticado los resultados de la selección alemana durante la Eurocopa del 2008.

"Paul entusiasmó a gente de todos los continentes, ya que siete veces consecutivas acertó las previsiones para el equipo nacional alemán y la final. Murió pacíficamente por la noche de muerte natural", concluyó Porwoll en el comunicado del acuario de Oberhausen.

El experto del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC, Ángel Guerra, ya adelantó durante el Mundial de Sudáfrica que el pulpo Paul no podría predecir los resultados de la próxima edición de la Eurocopa que se celebrará en Polonia y Ucrania en 2012, ya que los cefalópodos suelen vivir un máximo de dos años.

Además, los expertos consideran que este animal pudo pronosticar la victoria de España en el Mundial por los colores de la bandera española. Así, este experto aclaró que un animal no puede llegar a ser adivino, "es un dato metacientífico" que se escapa del conocimiento humano, aunque sí puede llegar a aprender y asimilar comportamientos.

En este sentido, señaló que, a pesar de que viva en un acuario, este tipo de ejemplares no sobreviven más de dos años. "Al vivir tan poco no tienen mucho tiempo de evolución pero sí tiempo para aprender. Las hembras pueden llegar a poner 400.000 huevos y cuidan la puesta. Después mueren", puntualizó el especialista.