Las operaciones de 'repos' se liquidarán en Iberclear

LCH da más facilidades para financiarse a la banca española

London Clearing House lanzará antes de acabe el año una cámara de contrapartida central para las entidades que busquen financiación en el mercado de repos aportando bonos públicos españoles como colateral. La liquidación se hará en España.

Buenas noticias para el sector financiero. La banca dispondrá pronto de un nuevo mecanismo para la financiación a corto plazo, más barato y más rápido. LCH. Clearnet SA, la filial parisina de LCH, acaba de anunciar el lanzamiento para antes de final de año de una cámara de contrapartida para renta fija pública española. La cámara aceptará como colaterales los bonos soberanos que las entidades presenten para obtener financiación en el mercado de repos (repurchasement agreement), con la novedad de que para la liquidación no habrá que irse a un liquidador europeo, como ocurre con el servicio que ya ofrece LCH en Londres, sino que podrá hacerse en España a través de Iberclear. Esta propuesta está pendiente de que las autoridades supervisoras den su visto bueno.

"Es un buen paso, que ayuda al mercado, que va a dar más agilidad a los títulos y también a hacer operativa overnight", valora Guillermo Monroy, director de Tesorería de Banc Sabadell.

Los repos son uno de los mecanismos de financiación a corto plazo más usados por la banca, porque los precios suelen ser atractivos. Su nombre en inglés significa acuerdo de recompra. Consiste en la venta de un activo, el colateral, con el compromiso de recomprarlo a un precio superior. La diferencia entre el precio de compra y de venta viene a representar el interés cargado por la operación. En la práctica es un depósito reforzado con una garantía. Hasta la fecha, este mercado en España había sido, o bien bilateral entre entidades españolas que entregan a los bancos extranjeros bonos públicos como garantía, o bien controlado por Meffclear, la cámara de contrapartida española, de carácter preeminentemente local y dimensiones limitadas.

La crisis financiera y el estigma con el que se ha marcado a todo lo que tenga que ver con España hizo que el mercado de repos se secara para las entidades financieras españolas. La banca internacional no estaba por la labor de asumir un doble riesgo en el repo: primero, que la entidad, al ser española, no pudiera asumir el compromiso de recompra y segundo, que el bono presentado como colateral, al ser español también, quedara gravemente devaluado o tuviera lugar un default. El recurso a Meffclear quedaba descartado, porque los no residentes, que son los principales financiadores de las entidades españolas, no tienen cuenta en Meffclear.

Pero para todo hay solución. Primero, las grandes entidades financieras y la CECA (Confederación de Cajas de Ahorros) se hicieron socios de las grandes cámaras de contrapartida europeas. Estas cámaras son instituciones que, financiadas por sus miembros, asumen el riesgo, interponiéndose entre comprador y vendedor. De esta manera, se podían volver a obtener recursos con los repos, pero con una dificultad, que el registro de la operación había que hacerlo también en el extranjero, en entidades como Clearstream o Euroclear. El nuevo paso anunciado por LCH.Clearnet SA facilita aún más las cosas, porque ahora la liquidación podrá hacerse sin salir de España, en Iberclear, el depositario central de España.

Hacia un nuevo modelo de negocio

La introducción de las cámaras de contrapartida, las instituciones que se interponen entre compradores y vendedores para garantizar el buen fin de las operaciones, es un fenómeno relativamente reciente en un mercado como el interbancario, que hasta ahora tenía un enfoque más bilateral. Las cámaras asumen el riesgo de las operaciones con la dotación que aportan sus miembros, lo que refuerza la transparencia y la seguridad de la operativa.

"Es una tendencia que se observaba desde hace tiempo y ahora su necesidad se ha hecho más patente", valora un directivo de una entidad, que pidió no ser identificado. "Los mercados tienden a ser más internacionales y todo lo que facilite esta tendencia y refuerce la fluidez de las operaciones es bienvenido", añade este directivo.