Conferencia en la Universidad de Cádiz

Sebastián dice que España consume un 20% más de energía que la media europea

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha afirmado hoy que España consume un veinte por ciento más de energía que la media europea y que el ahorro de energía es para España "una política de Estado" porque forma parte de su "crónico" déficit exterior.

En una conferencia con la que ha inaugurado la tercera edición de la cátedra "Emprendedores" de la Universidad de Cádiz, el ministro ha dicho que en buena parte de las industrias las facturas de energía duplican o triplican los costes laborales.

Por ello, abordar el reto energético precisa de un "pacto" para diseñar un modelo consensuado para los próximos veinte años y dentro de unas políticas "complejas" porque tienen difícil conciliar sus objetivos de sostenibilidad ambiental, seguridad y competitividad en los costes.

En su conferencia el ministro ha explicado que "la primera gran crisis global desde los últimos ochenta años" dejará un nuevo escenario mundial en el que China se convertirá en "el gran actor mundial", junto con otras economías emergentes como las de la India y Brasil.

En este sentido ha subrayado que en 2000 Estados Unidos, Japón y Europa suponían el cincuenta por ciento del PIB mundial y "las economías emergentes no contaban", mientras que diez años después China se ha convertido en la segunda economía del planeta.

"No es que vayan a ganar peso, es que el mapa va a estar dominado por las economías de China, la India y Brasil", ha aseverado el ministro tras destacar que en veinte años estos tres países representarán el cincuenta por ciento del PIB mundial.

"Además de ser los que más crecen, son los que más ahorran, es algo inédito", ha añadido el ministro, que ha opinado que esto "va a cambiar el mundo financiero" en lugares como la India, donde hay 150 millones de personas sin agua potable, o en Brasil, donde el 26 por ciento de la población vive en favelas.

Sobre la crisis, el ministro ha explicado que con ella ha quedado demostrado que España ha vivido durante quince años "por encima de sus posibilidades" y que la entrada del euro, junto a ventajas, ha provocado que se creen "una serie de burbujas" y "desequilibrios" que se han plasmado en el déficit exterior, un indicador que el Gobierno quiere corregir con las diversas reformas emprendidas.