Abandona las pérdidas de 2009

UBS bate las previsiones al ganar 4.332 millones de euros hasta septiembre

El mayor grupo bancario de Suiza, UBS, obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 5.871 millones de francos suizos (4.332 millones de euros), tras haber registrado pérdidas durante el mismo periodo de 2009.

Estos resultados han superado las previsiones del consenso de analistas, en lo que supone su cuarto trimestre consecutivo con beneficios.

Entre enero y septiembre del año pasado el mayor banco helvético por capitalización tuvo una pérdida neta de 3.949 millones de francos, según la entidad.

El banco registró en el tercer trimestre de 2010 un beneficio neto de 1.664 millones de francos (1.228 millones de euros), frente a una pérdida de 564 millones de francos en igual fecha del año anterior. El resultado neto de UBS entre julio y septiembre de este año supone un descenso del 17% respecto al beneficio neto del segundo trimestre, que fue de 2.005 millones de francos.

El banco helvético registró durante el tercer trimestre de este año entradas netas de dinero, algo que no ocurría desde el cuarto trimestre de 2007. UBS obtuvo entre julio y septiembre de 2010 una entrada neta de dinero por valor de 1.200 millones de francos (885 millones de euros), mientras que en el trimestre anterior registró salidas de 4.700 millones de francos.

En la división de gestión de fortunas, la entidad suiza logró en el tercer trimestre de 2010 entradas netas de dinero de 900 millones de francos (664 millones de euros), frente a las salidas de 5.500 millones de francos registradas en el trimestre anterior.

Sin embargo, los ingresos del grupo bancario entre julio y septiembre de este año cayeron el 28% respecto al trimestre anterior, hasta alcanzar 6.658 millones de francos (4.913 millones de euros). La entidad suiza justificó este descenso de sus ingresos en el nivel "inusualmente bajo de actividad de la clientela".

Al mismo tiempo, los gastos de UBS en el tercer trimestre de 2010 sólo se redujeron el 11% respecto al segundo, hasta totalizar 5.840 millones de francos (4.309 millones de euros). Este recorte de 731 millones de francos (539 millones de euros) entre el tercer y el segundo trimestre de este año obedeció, de acuerdo con la entidad, a la reducción de gastos de personal y al impacto de las fluctuaciones de divisas.

Así, el resultado antes de impuestos del banco helvético en el tercer trimestre de 2010 se situó en 818 millones de francos (603 millones de francos), el 69% menos que en el trimestre precedente.

"El tercer trimestre ha sido raro, con un nivel muy bajo de la actividad de la clientela, así como con un fortalecimiento del franco suizo respecto al resto de divisas", explicó en el comunicado el consejero delegado de UBS, Oswald Grübel. "Ello -continuó- ha tenido impacto en todas nuestra divisiones. No obstante, somos optimistas y esperamos un incremento en el cuarto trimestre", y mostró su confianza en lograr que el banco cumpla sus objetivos a medio plazo.

A final de los nueve primeros meses de este año, el ratio de capital "Core Tier 1" -relación entre riesgos y fondos propios de base- del mayor banco suizo se situó en el 16,7%, frente al 16,4% en el que se encontraba tras terminar el primer semestre de 2010.