Mantiene la perspectiva negativa

S&P rebaja el rating de Andalucía de 'AA' a 'AA-'

La agencia de calificación Standard and Poor's ha rebajado el rating de Andalucía de 'AA' a 'AA-' y mantiene la perspectiva negativa, toda vez que, según indica la agencia, "los resultados presupuestarios recientes de la región y nuestras previsiones a corto-medio plazo indican un crecimiento considerable del endeudamiento regional".

En una nota, S&P ha considerado que "es probable que la economía regional se vea afectada, en el medio plazo, por una muy alta tasa de paro".

Asimismo, ha apuntado que la perspectiva negativa refleja "nuestra expectativa de que Andalucía incurra en déficits no financieros decrecientes pero todavía elevados hasta 2013", ha indicado S&P.

Entre los fundamentos para dicha rebaja, el analista de S&P Alejandro Casas ha precisado que la bajada crediticia "refleja el fuerte deterioro presupuestario acaecido durante los dos últimos años unido a nuestra expectativa de que se sigan produciendo déficits financieros descendentes pero aún importantes en el corto-medio plazo".

Como consecuencia de lo anterior, S&P estima en su escenario base que la ratio de deuda total "crecerá hasta alcanzar aproximadamente el 85% ó 90% de los ingresos corrientes a cierre del año 2013, más que duplicando la misma ratio a finales del año 2009 (41,5%)".

Asimismo, considera que la calificación crediticia "sigue reflejando un nivel de endeudamiento aún modesto, reflejo de unos resultados presupuestarios robustos desde una perspectiva de largo plazo, y una cobertura del servicio de la deuda que se mantiene cómoda".

Agrega que la calificación "se encuentra constreñida por el crecimiento de los gastos corrientes y por la rigidez de los mismos, debido a la importancia de las partidas presupuestarias dedicadas a sanidad, educación y servicios sociales, así como por los indicadores de paro y riqueza que permanecen claramente por debajo de la media española y, especialmente, de la media europea".

En cuanto a la perspectiva, Casas ha agregado que la perspectiva negativa "refleja nuestra falta de certidumbre sobre la vuelta a unos presupuestos equilibrados o a déficits bajos que nos permitiesen vislumbrar la estabilización de las ratios de deuda en los próximos dos años".

Esta perspectiva también tiene en cuenta el escenario económico negativo, "que incluye un muy elevado nivel de paro (27% en la segunda mitad de 2010) que creemos que lastrará el crecimiento de los ingresos en los próximos años".

"Consideraríamos una bajada de la calificación si las ratios de endeudamiento empeorasen en línea con nuestro escenario negativo y continuásemos sin tener perspectivas de estabilización a medio plazo", afirma Casas, para el que este escenario negativo "asume un control mas laxo sobre los gastos tanto corrientes como de capital en comparación a nuestro escenario base y, consecuentemente, una mayor ratio de deuda total, que podría llegar a alcanzar el 100% de los ingresos corrientes".

Indicó que una potencial rebaja "también sería posible si la posición de liquidez de Andalucía se sigue deteriorando de forma que pasásemos a considerarla como un factor negativo en vez de neutral".

Finalmente, precisó que desde el punto de vista económico, S&P valorará sus expectativas sobre la capacidad de crecimiento de la economía regional y de su capacidad para recortar su actual tasa de desempleo.

Asimismo, revisaría la perspectiva a estable "si la región supera u obtiene unos resultados en línea con nuestro escenario base y, no menos importante, ganamos visibilidad sobre una vuelta al equilibrio presupuestario o a niveles de déficit lo suficientemente bajos en el medio-largo plazo que nos permitiese anticipar una estabilización de los niveles de deuda a partir de 2013".