Indicador de las Cámaras de Comercio

La confianza empresarial cae en octubre lastrada por la percepción de la situación actual

La confianza empresarial descendió en el mes de octubre debido, principalmente, a una peor percepción de la situación actual, si bien sus expectativas para el cuarto trimestre del año también experimentaron un leve deterioro, según el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) que elabora el Consejo Superior de las Cámaras de Comercio.

Este indicador cerró el mes de octubre en los -17,3 puntos, 2,5 puntos menos que en el trimestre anterior. Según la organización presidida por Javier Gómez-Navarro, "esta evolución se enmarca dentro de una serie de altibajos de la confianza que, por el momento, no distorsiona la tendencia al alza que viene siguiendo el ICE desde que en abril de 2009 tocara suelo".

El principal deterioro lo experimentó el índice de situación, que descendió 4,4 puntos, hasta los -21,5 puntos, frente al leve descenso del correspondiente a las perspectivas para el próximo trimestre, el segundo consecutivo, que se situó en los -13,2 puntos, sólo 0,6 puntos menos que en el periodo anterior.

El comportamiento de las variables que componen el ICE ha sido desigual. La cifra de negocio no sólo no ha incrementado su aportación negativa respecto al trimestre anterior, sino que la ha reducido en 0,2 puntos y ha sido el único componente que mejora.

Sin embargo, el empleo y la inversión han aumentado su aportación negativa al ICE respecto a la encuesta anterior, un punto y 1,7 puntos, respectivamente. Por otro lado, la importancia de las dificultades de financiación como factor que limita la actividad de las empresas volvió a crecer en el tercer trimestre del año, según el 38,6% de las compañías, lo que supone 5,4 puntos porcentuales más que en el trimestre anterior y el porcentaje más alto de la serie histórica.

Por su parte, la debilidad de la demanda continúa siendo el factor más importante que perjudica la marcha de los negocios, según el 78,7% de las empresas, 1,6 puntos porcentuales más.

La confianza empresarial cayó en todos los sectores, con especial incidencia en la construcción, que se anotó su segundo trimestre consecutivo de caída. Por su parte, el sector de la industria empeoró por primera vez en siete trimestres, mientras que en la hostelería y el turismo se truncó la tendencia hacia la recuperación que venía siguiendo desde hace más de medio año.