Abre conversaciones con las patronales

Rosell anuncia que se presenta para presidir CEOE con la voluntad de limitar los mandatos

El reelegido presidente de la patronal catalana Fomento, Juan Rosell, decidió ayer finalmente presentarse a las elecciones a la presidencia de CEOE. Rosell se ha convertido en el primer candidato en desvelar formalmente sus cartas, con la voluntad de renovar la organización empresarial desde dentro y de limitar los mandatos a dos legislaturas.

Juan Rosell dio ayer el paso que se le atravesó en febrero de 2006, cuando descartó a última hora disputar la presidencia de CEOE a José María Cuevas. En ese momento, no consiguió los apoyos necesarios cuando aún resonaban los efectos del denominado boicot a productos catalanes. El ambiente no fue propicio. Semanas más tarde aún se complicó más la situación, a raíz de unas declaraciones de Cuevas sobre la oferta de adquisición de Gas Natural sobre Endesa, que calificó de una "opa a la catalana".

Rosell exigió una rectificación, que finalmente se produjo el 15 de marzo. La negociación del Estatuto tampoco ayudó en la vuelta a la normalidad, que llegó gradualmente coincidiendo con el acceso a la presidencia de Gerardo Díaz Ferran y el retorno de Rosell a su vicepresidencia en CEOE. El máximo representante de los empresarios catalanes ha defendido siempre su independencia política. Hace apenas una semana, en su intervención después de proclamar su reelección en la presidencia de Fomento, Rosell insistió en esta idea, destacando que los empresarios deben influir en la política, y no al revés.

Así las cosas, una semana después de su aplastante victoria sobre la candidatura de Joaquim Boixareu, Rosell decidió ayer a "título personal" anunciar su candidatura a la presidencia de CEOE en las elecciones del 21 de diciembre, la primera que se formaliza, a la espera de la opción del presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero. En este sentido, Rosell dejó la puerta abierta a que Herrero se sume a su candidatura, informa Efe. Sin embargo, fuentes cercanas a Fomento señalaron que este acercamiento ya se intentó sin éxito el viernes pasado.

Rosell no dio más pistas en la reunión de la junta de Fomenot, que apenas duró media hora. Sin embargo, las mismas fuentes indicaron que uno de los objetivos de Rosell en su programa electoral pasa por limitar los mandatos en CEOE, seguramente a dos legislaturas. El representante empresarial ya cambió los estatutos de Fomento en 2003 para limitar la presidencia, aunque la candidatura de Boixareu criticó la decisión de presentarse por cuarta vez a las elecciones recién celebradas. El presidente de Fomento presentó un decálogo de prioridades en 2006, en el que pedía la reducción de la burocracia de la patronal y aplicar códigos de buen gobierno internos comunes en las compañías cotizadas.

Ahora se abre un plazo para conseguir el máximo número posible de adhesiones de las secciones sectoriales y territoriales de CEOE con vistas a la reunión de la junta directiva del 3 de noviembre. Uno de los principales valedores es el presidente de la CECA, Isidro Fainé (Rosell es consejero de Criteria), que a la vez le reporta el apoyo del sector de autopistas (Abertis). También contaría con el visto bueno de la Comunidad Autónoma de Madrid.

La mejor opción, según Gaspart

El presidente de la cadena hotelera Husa, Joan Gaspart, destacó ayer poco antes de que Rosell decidiera anunciar su candidatura que se trataba de una opción "muy bien valorada". El también vicepresidente de CEOE añadió que Rosell "es un gran candidato". Gaspart se ha convertido en uno de los principales apoyos de Rosell y fue el promotor para conseguir una lista de consenso en las recientes elecciones de Foment, situación que finalmente no se produjo.

Por otra parte, la reunión de la junta de la patronal catalana de ayer pospuso el nombramiento de cuatro vicepresidentes nuevos, puesto que se necesita la aprobación de una asamblea que se celebrará el 13 de diciembre. Los cambios en la junta no entrará en vigor hasta enero de 2011.