Aplazamiento de los 2.600 millones

Las regiones piden 10 años para devolver lo que deben al Estado

Las comunidades autónomas pedirán al Gobierno la posibilidad de revisar el aplazamiento de la deuda derivada de las entregas a cuenta del sistema de financiación en los ejercicios 2008 y 2009. Este acuerdo se dio conocer ayer por el titular de Presidencia de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, al término del VIII Encuentro de Comunidades Autónomas celebrado en Santiago. Los consejeros plantearán al Ejecutivo central la posibilidad de realizar en diez años la devolución de las citadas partidas, en torno a 2.600 millones.

Rueda consideró que estos encuentros han alcanzado ya la "mayoría de edad", y destacó el importante paso al convertir este foro en una Conferencia de gobiernos de las autonomías, pues su finalidad es trabajar "para consolidar y mejorar la descentralización política y administrativa del Estado en beneficio de los ciudadanos".

Entre otros acuerdos, los representantes de las comunidades avanzaron ayer en consensuar una postura sobre la política europea de pesca que deberá estar definida en el año 2013. También acordaron mejorar la oferta de los transportes públicos a través de la incorporación de sistemas tecnológicos, así como definir estrategias comunes en materia de I+D+i para aprovechar mejor los recursos de los que disponen las comunidades autónomas. El próximo encuentro se celebrará en Cantabria.