Fija unas cuentas generales de 13.100 millones

PSE y PP pactan unas cuentas para Euskadi en 2011 similares a las de este año

La tradicional y prudente política del Gobierno vasco a la hora de planificar de sus presupuestos, independientemente de quien lo dirija, se mantiene. El Partido Socialista de Euskadi (PSE) y el PP, los dos partidos que sustentan el Ejecutivo presidido por Patxi López, cerraron ayer un acuerdo que fija unas cuentas generales para 2011 de 13.100 millones, similares al año anterior, a pesar de que se prevé un aumento de la recaudación del 6%.

El pacto presupuestario, al que se deberá incorporar los efectos de la transferencia de las políticas activas de empleo que se materializarán el próximo jueves, fija el límite del endeudamiento en 1.200 millones, frente a los 1.900 de 2010, lo que supone una reducción del 37%. La contención del gasto se reflejará también en un descenso del 3,4% en el capítulo de personal, del 2,3% en el gasto corriente y del 3,4% en el de transferencias y subvenciones.

Tanto el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, como Iñaki Oyarzabal, del Partido Popular, coincidieron ayer en Vitoria en que las cuentas pactadas servirán "para consolidar la recuperación". Pastor extendió la mano al PNV, principal partido de la oposición, para que adopte una actitud "similar" a la comprometida con Zapatero para apoyar los Presupuestos de 2011 y 2012.