Subasta de obligaciones

El Tesoro coloca con éxito deuda por 3.850 millones

El Tesoro realizó ayer con éxito una subasta de obligaciones a 15 años y otra extraordinaria a 30 años, pero ya emitidas y que vencen el 30 julio del año 2032, es decir, con una vida residual de algo más de 21 años. El importe de la colocación ascendió a 2.909,5 millones de euros en el tramo a 15 años y 941,28 millones en el siguiente. En ambos casos, la oferta fue sobresuscrita, con un ratio de cobertura superior a 1,4 veces. El Tesoro consiguió rebajar el tipo marginal, el máximo al que será adjudicada la deuda, de las obligaciones a 15 años del 5,145% registrado en la subasta de julio pasado al 4,552%, toda una indicación de que la situación se va normalizando para el mercado español de renta fija soberana.

No hay una referencia clara para las obligaciones a 30 años. El tipo marginal fue 4,791%. En la subasta previa, que vence en el año 2041, el marginal alcanzó el 5,937%.

Por otra parte, el diferencial entre el bono español y el alemán se amplió ayer en casi seis puntos básicos (0,06 puntos porcentuales) y se situó en 166,2 puntos; un 4,27% frente al 2,486% del bund. El spread entre Grecia y Alemania también se ensanchó, en 25,8 puntos porcentuales y alcanzó los 693,1. Esto implica que Grecia está pagando casi un 10% por deuda a 10 años, un 280% por encima de Alemania. El bund actuó ayer de refugio, ya que aumentaron los spreads de todos los emisores europeos salvo Bélgica.

Rentabilidad al alza

Aunque la colocación de obligaciones ha sido un éxito y refleja una creciente normalización, la tranquilidad no está asegurada. La rentabilidad exigida ayer en el mercado secundario al bono español a 10 años llegó al 4,27%, en cuatro días ha subido 29 puntos básicos.