Tiene la mayor tasa tras Eslovaquia

El ahorro privado en España financia el 48% de los activos de la banca

Los depósitos procedentes del sector privado alcanzaban en el mes de agosto un volumen similar al 48% de los activos totales de las entidades financieras españolas. Junto con Eslovaquia (61%), España constituye el país de la eurozona con mayor porcentaje de ahorro frente a los activos del sector financiero. Los expertos creen que el hecho de realizar históricamente banca tradicional permite tener una mayor fortaleza en depósitos.

El ahorro privado que poseen las entidades financieras españolas constituye ya el 48% del total de sus activos, según los últimos datos publicados por el Banco de España correspondientes al mes de agosto. Se trata, junto a Eslovaquia -con un 61%- del mayor porcentaje de la eurozona. En el otro extremo del ranking se encuentra Irlanda, cuyas entidades financieras han sufrido fuertemente la sacuda de la crisis, que cuentan en la actualidad con un 13% de ahorro. En la Unión Económica Monetaria (UEM), la media alcanza el 32%.

Las familias españolas están llevando a cabo un ejercicio de ahorro importante como consecuencia de la difícil situación que atraviesan los mercados y la economía en general. "Se están captando muchos depósitos y la financiación, en cambio, no crece al mismo ritmo, por lo que el porcentaje de ahorro frente al total de los activos de la banca están creciendo", explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.

Respecto a la ventaja española frente al resto de países europeos, este experto asegura que en España se venía haciendo una banca tradicional y que de ahí procede la fortaleza de los depósitos minoristas. "Fue un acierto importante por parte del Banco de España obligar a incluir la banca de activos en los balances de las entidades. Con la llegada de tiempos complicados donde la financiación mayorista no funciona como debería esto ha permitido a las entidades españolas no ser tan vulnerables", destaca Díez. Este hecho tendrá relevancia también cuando el Banco Central Europeo (BCE) comience a retirar las medidas de estímulo para la banca.

"Los depósitos suponen una fuente de financiación sólida y estable, sin bandazos", comentan otras fuentes del sector financiero. "El ahorro en España no está creciendo tanto como se esperaba, sin embargo, en tiempos de incertidumbre éstos son los productos más seguros y con mayor aceptación entre los ahorradores", destacan las mismas fuentes.

Además, en un contexto en el que la liquidez es un aspecto clave para las entidades financieras debido a las mayores exigencias impuestas por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea y que entrará en vigor en los próximos años, las ofertas en este tipo de producto se vuelven cada vez más atractivas. Los expertos creen que tal y como se encuentra la situación financiera y económica en la actualidad, el porcentaje de ahorro respecto al total de activos de las entidades financieras crecerá en los próximos meses.

Mayor seguridad

"Los cambios en la fiscalidad para la competencia por captar pasivo interno -ante la dificultad de tomarlo en los mercados internacionales- explica el fuerte crecimiento relativo en los depósitos de la banca", destaca el jefe de estrategia de Citigroup en España, José Luis Martínez Campuzano. "Naturalmente, esto ofrece seguridad ante unas condiciones financieras complicadas en los mercados y sin visos de mejorar de forma consistente", añade.

Por otro lado, este directivo asegura que resulta llamativo el hecho de que los inversores no se planteen inversiones alternativas a su ahorro -una cifra promedio del 18% en las familias- en activos de mayor riesgo como la propia Bolsa o en menor medida a través de la deuda corporativa.

La cifra

13% de ahorro frente a los activos posee Irlanda, país que se encuentra a la cola del ranking.