Estudio del Banco Mundial

La productividad agrícola avanza en todo el mundo salvo en África

La productividad agrícola ha avanzado considerablemente en todo el mundo en los últimos años, salvo en África subsahariana, donde resulta precisa su mejora para garantizar la seguridad alimentaria, según un estudio del Banco Mundial (BM) presentado hoy en Gaborone, la capital de Botsuana.

El dossier, elaborado por el Grupo de Evaluación Independiente del BM, recuerda que "el crecimiento agrícola sigue siendo esencial para reducir la pobreza en un mundo en el que 1.000 millones de personas aún viven en la pobreza extrema, muchas de ellas en zonas rurales".

El informe, titulado "Crecimiento y productividad en la agricultura y la agroindustria: Enseñanzas de la experiencia del Grupo del Banco Mundial", señala que es probable que "la crisis se intensifique, ya que, según las previsiones, la demanda mundial de alimentos se duplicará para 2050".

En la década de 1990, explica el informe, la ayuda del Grupo del BM a la agricultura "se redujo como consecuencia de la falta de interés por parte de los donantes y los Gobiernos".

Sin embargo, agrega, la situación cambió hace un lustro, "a raíz de la crisis de los alimentos y el creciente reconocimiento de la importancia que reviste la productividad agrícola para el crecimiento y la reducción de la pobreza".

Entre los ejercicios de 1998 y 2008, el Grupo del BM prestó financiación por valor de 23.700 millones de dólares para proyectos de agricultura y agroindustria en 108 países, 28 de ellos en África subsahariana, y en 2009 comprometió 5.400 millones adicionales, además de ofrecer otros servicios de apoyo no crediticios.

En todo caso, la evaluación hecha en el informe "muestra que los resultados de los proyectos agrícolas han superado el promedio del BM en América Latina y el Caribe, Europa y Asia central y oriental. China y la India han registrado un fuerte aumento sostenido de la productividad. Sin embargo, los resultados han sido poco satisfactorios en el África subsahariana".

Según Nalini Kumar y Miguel Rebolledo Dellepiane, los coautores del estudio, en el futuro, el BM tiene "el gran desafío de mejorar la eficacia de su apoyo en las economías basadas en la agricultura, especialmente en el África subsahariana, donde las necesidades son mayores".

Muchos de los obstáculos al crecimiento agrícola africano están ya contemplados en el Plan de Acción en Agricultura del BM para los ejercicios 2010-2012. Suponen, entre otras cosas, contar con personal más capacitado y una mayor coordinación de la agricultura con las finanzas, infraestructuras, política económica y gestión de gobierno, apunta el texto.