contempla el pago de sus créditos en un periodo de 12 años

Tremón presenta un plan de viabilidad respaldado por el 85% del pasivo

El Grupo Tremón ha presentado ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid una propuesta de convenio y un plan de viabilidad respaldado por acreedores que representan el 85% de su pasivo y que contempla el pago íntegro de sus créditos en un periodo máximo de 12 años, según informa el bufete Marín en un comunicado.

El plan de viabilidad incluye el pago del 100% de la deuda del grupo, que durante la tramitación del proceso concursal se ha reducido en un 40%, pasando de cerca de 1.405 millones de euros de pasivo a menos de 850 millones de euros gracias a las daciones en pago de suelo.

"Esto asegura la continuidad de las compañías inmobiliarias y patrimoniales para los próximos 11 años", explican los abogados. La propuesta de convenio se ha elaborado de forma consensuada con los acreedores - principalmente entidades financieras- de las tres sociedades del grupo: Tremón, TR Hoteles y Alojamientos (la sociedad propietaria de los hoteles) y a Altating Servicios Inmobiliarios (promotora) y Atlantis.

En concreto, Tremón ha conseguido la adhesión de los acreedores que representan el 86% del pasivo, TRH el 96% de los cerca de millones de y Atlantis el 83%, según la lista de acreedores del informe concursal de cada una de las sociedades. Los concursos los tramitan los Juzgados de lo Mercantil número 2, 7 y 4, respectivamente.

Los respectivos jueces deberán ahora trasladar la propuesta a la administración concursal para que emita su respectivo informe antes de tomar una decisión sobre la misma. El caso de ser aprobada tendrá que ser sometida a votación de la junta de acreedores.

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, la propuesta contempla pagar a los acreedores ordinarios con una carencia de tres años y pago de sus créditos en el término de seis años, sin quita alguna. Los acreedores privilegiados han aceptado cobrar dentro de un periodo de 12 años.

El grupo inmobiliario considera que la mala situación de la economía y, en especial, del sector inmobiliario justifica un plazo de pago a los acreedores más allá de los cinco años que contempla la Ley Concursal.

Los principales acreedores del Grupo Tremón son el Banco Popular, Bancaja y Banco Pastor con las que el grupo tiene contraída una mayor deuda, de 200, 100 y 95 millones de euros, respectivamente, según el informe provisional de la administración concursal.

En la lista de bancos acreedores de Tremón figuran también 'La Caixa' y Caja Castilla-La Mancha, con 80 millones de euros cada una; la CAM, con 75 millones, Cajastur (58 millones), Caixa Galicia (47 millones), Cajamar (40 millones), Caixa Catalunya (37 millones) y el Banco Sabadell (31 millones).

Completan el sindicato de bancos financiadores del grupo BBVA y Caja Madrid, con 30 millones de euros, cada uno; Caja Cantabria, con 20 millones, Caja España (16 millones) y Caja Sol, con 15 millones.