El club de Valencia es un recién ascendido a Primera División

El Levante pone en venta su estadio tras lograr un compromiso de recalificación

El Levante pone en venta su estadio tras lograr un compromiso de recalificación
El Levante pone en venta su estadio tras lograr un compromiso de recalificación

Se vende. El Levante Unión Deportiva, el club de Valencia recién ascendido a Primera División, ha colgado simbólicamente este cartel en el estadio Ciutat de València, el terreno de juego en el que disputa sus partidos desde hace 41 años. El club, que ha logrado superar el concurso de acreedores al que se vio abocado por su elevada deuda, firmó el viernes pasado un convenio urbanístico con el Ayuntamiento de Valencia para recalificar el suelo y permitir así la venta del recinto para que se construyan 515 viviendas en su lugar. La operación es, en el fondo, similar a la que protagonizó el Valencia CF, aunque con notables diferencias económicas.

La más significativa es el precio de la operación. Si el Valencia en su día esperaba ingresar hasta 300 millones de euros por el suelo que se liberaba en el viejo Mestalla -cantidad que el mercado ha demostrado era muy exagerada, tanto que sigue sin venderse-, el Levante aspira a obtener alrededor de 71 millones de euros por 24.749 metros cuadrados, de los que 15.000 serán equipamientos.

La cifra consta en el convenio de acreedores que se aprobó de forma definitiva hace unas semanas. De hecho, según el acuerdo, en caso de que el Levante consiga más de esa cantidad, el club se compromete a reducir la quita del 50% de la deuda, que supera esos mismos 70 millones, como destacó el presidente de la entidad, Quico Catalán.

Si bien la operación es clave para el futuro de la entidad, no corre excesiva prisa. La entidad granota deberá presentar en los próximos seis meses una modificación del plan general. El consistorio que preside Rita Barberá tendrá entonces que dar el visto bueno a la operación.

El Levante ya vendió parte de su parcela hace unos años para la construcción de un centro comercial anejo al estadio, complejo que ya está en funcionamiento. Entonces ingresó 50 millones por la operación que se esfumaron en dos años de las arcas de la entidad, entonces en manos de Pedro Villarroel.

El Levante UD buscará una ubicación en la ciudad para construir un nuevo estadio de como máximo 20.000 espectadores.