Segunda fase de estudio la operación

La CNC aplaza su fallo sobre la fusión de los procesadores de Servired y 4B

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) analizará con más detalle las consecuencias de la fusión de Sermepa y Redes y Procesos (Redy), los procesadores de Servired y 4B, respectivamente. El organismo hizo público el viernes que ha trasladado a una segunda fase de estudio la operación. Así gana tiempo para revisar sus efectos sobre el mercado de tarjetas. La prórroga se puede prolongar unos dos meses y permite presentar alegaciones a competidores y usuarios.

Sermepa y Redy remitieron a la CNC su expediente el pasado agosto, después de que sus respectivas juntas de accionistas aprobaran la unión el 22 de julio. Fruto del acuerdo nace una nueva sociedad llamada Redsys, que estará presidida por José Manuel Gabeiras, actual primer ejecutivo de Servired. Redsys procesará 3.300 millones de pagos electrónicos al año, efectuados por los 61,3 millones de tarjetas emitidas por las entidades accionistas.

Servired y 4B fusionan sus procesadores por la llegada de la zona única de pagos del euro (SEPA, en inglés). Las entidades de Europa podrán encomendar sus transacciones a cualquier proveedor regional al haberse consensuado unos estándares comunes. El tercer procesador español (CECA, Euro 6000) participa en la alianza EAPS.

reparto del poder

l Los mayores accionistas de Redsys serán La Caixa, Santander y BBVA, con un 16% cada uno. A Caja Madrid le corresponde en principio otro 11%, pero su fusión virtual con Bancaja y cinco entidades más hará que incremente su influencia.