Las órdenes de venta se frenan ante los soportes y el Ibex pierde sólo un 0,49%

El análisis técnico ha vuelto a funcionar, y el índice de referencia de la Bolsa española ha concluido la sesión en 10.648,2 puntos, tras retroceder un 0,49%. Una caída mínima en comparación con el descenso del 1,6% que llegó a sufrir en el peor momento del día. El soporte con el que cuenta el Ibex en torno a los 10.500 puntos ha surtido efecto.

El final ha sido menos terrible de lo que imaginaban los inversores. La jornada comenzó plana, pero la situación fue complicándose a medida que transcurrían los minutos. Las amenazas de intervención en el mercado de divisas por parte de Japón habían sembrado las dudas, y los ahorradores se decantaron por poner a salvo su dinero. En el mercado de divisas, las palabras del ministro nipón de finanzas no tenían el efecto deseado, pues el yen reaccionaba con subidas, hasta las 81,75 unidades por dólar, frente a las 82,07 de ayer. El dólar, en cambio, se recomponía tras la espiral bajista frente al euro de los últimos tiempos y alcanzaba las 1,385 unidades por cada moneda única, frente a las 1,388 de ayer.

En el peor momento del día, en torno a las 10.00 (hora española), el Ibex llegó a dejarse un 1,6%, hasta los 10.529 puntos. El fuerte descenso duró tan sólo unos minutos, puesto que el soporte que protege al Ibex 35 en el entorno de los 10.500 comenzó a surtir efecto. Los analistas técnicos explican que ésta es una referencia importante, aunque advierten que la cota crucial son los 9.800: "Su pérdida supondría una señal de debilidad incompatible con un escenario de recuperación", alertan desde Noesis.

La apertura de Wall Street, con caídas muy moderadas, ayudó a que el cierre en el Viejo Continente se suavizara de forma notable. El mercado prefiere esperar a que se conozcan las actas, a las 20.00 (hora española), de la última reunión sobre tipos de interés que llevó a cabo la Reserva Federal (Fed) de EE UU. Las caídas en Europa oscilaron entre el 0,19% del Footsie británico y el 0,52% del Cac francés. El Euro Stoxx 50, por su parte, terminó con un descenso del 0,5%.

El saldo final ha sido menos negativo, aunque la mayor parte de los valores del Ibex concluyó en números rojos. Los más abultados fueron para Gamesa (-6,22), que se acerca peligrosamente al precio de referencia de 4,2 euros por acción de su debut de 2000. Abengoa (-2,61%), Bankinter (-1,86) e Iberdrola Renovables (-1,56%) han completado la lista de los valores perdedores. El volumen negociado, de 3.135 millones de euros, aunque inferior a la media diaria de octubre, no es nada despreciable teniendo en cuenta que hoy ha sido festivo en España, salvo en los mercados.

Mientras, el mercado de bonos públicos se mantuvo en relativa calma. La prima de riesgo de la deuda española a 10 años frente a la alemana ha subido en 4,3 puntos básicos (100 equivalen a un punto porcentual), hasta los 175,3. Esta alza se debió tanto al incremento del rendimiento de la deuda española (del 3,982% al 3,991%) como a la bajada del de la germana (del 2,272% al 2,238%).