_
_
_
_
_
La primera en 22 años

Portugal mantendrá los recortes pese a la huelga general

El Gobierno portugués aseguró hoy que mantendrá su programa de austeridad para reducir el déficit del Estado a pesar de la huelga general que los mayores sindicatos del país han convocado juntos por primera vez en 22 años.

El ministro luso de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, declaró que el paro convocado para el próximo 24 de noviembre "no apartará al Gobierno de lo que tiene que hacer". En declaraciones a los periodistas tras un Consejo de Ministros en el que fueron aprobados algunos nuevos recortes de gastos estatales, el ministro dijo que sin las medidas de austeridad anunciadas hace dos semanas estaría amenazada "la capacidad del país para financiarse y mantener su actividad económica".

"Vamos a hacer una consolidación presupuestaria que es dura y exigente, pero que debe hacerse", subrayó el ministro, que también censuró al principal partido de oposición, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha), por negarse a apoyar en el Parlamento los presupuestos del Estado preparados por el Gobierno socialista.

El PSD da una señal política de "duda" sobre la aprobación parlamentaria de las medidas de ajuste económico y "los mercados comienzan ya a reflejar esa incertidumbre", lamentó Teixeira dos Santos, que pidió a los conservadores una "rápida clarificación" de su postura ante los presupuestos del Estado para 2011.

La presión de los mercados sobre la deuda portuguesa, que sufre sus mayores penalizaciones de la década, fue una de las razones que empujó al Gobierno de José Sócrates a anunciar el pasado 29 de septiembre un segundo bloque de medidas de austeridad para garantizar la reducción del déficit publico desde el 9,3 al 4,6% entre 2010 y 2011.

En marzo Portugal ya había presentado a Bruselas un plan de austeridad con aumento de impuestos y recortes de gastos e inversiones del Estado que ahora reforzó con otra subida del IVA, congelación de pensiones y reducción de salarios de los funcionarios entre el 3,5 y el 10%.

El ministro aseguró hoy que el programa de austeridad da frutos y el gasto público reflejó en septiembre una "desaceleración" al aumentar el 2% frente al 2,7 que subió en agosto y el 3,7 en julio. Al mismo tiempo, agregó, los ingresos fiscales subieron el mes pasado el 3,8% muy por encima del 1,2 que estaba previsto.

El Consejo de Ministros de hoy aprobó otras reducciones de gastos, como el fin de un subsidio familiar y otro de transporte, la incorporación a la sanidad pública de un servicio médico de funcionarios, la limitación de los consejos de administración de los hospitales y la unificación de criterios sobre trabajo nocturno.

El descontento entre los trabajadores del sector público por las medidas de austeridad llevó entre tanto a sus sindicatos a convocar una protesta nacional el próximo 6 de noviembre, que precederá a la sexta huelga general que se convoca en Portugal contra un Gobierno democrático.

El paro del 24 de noviembre ha unido a las dos mayores centrales sindicales del país, la socialista Unión General de Trabajadores (UGT) y la comunista Confederación General de Trabajadores de Portugal que sólo convocaron juntas otra huelga general en 1988.

Archivado En

_
_