El 85% tiene muy difícil el acceso a los préstamos

La restricción del crédito a pymes toca máximos históricos

El 85% de las pymes continua con dificultades para obtener crédito. Se trata del nivel más alto de la serie histórica, según la última encuesta trimestral de las Cámaras de Comercio, lo que confirma los problemas de las empresas para financiar sus inversiones.

El grifo del crédito sigue cerrado para las pequeñas y medianas empresas. Sólo el 15% de las empresas encuestadas por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio (la consulta cubre un espectro de 1,5 millones de pymes) asegura que no tienen problemas para conseguir financiación ajena. El restante 85% confirma que sigue con dificultades para acceder al crédito, lo que representa el nivel más alto desde que las Cámaras comenzaran a elaborar la encuesta en enero de 2009.

Pero la consulta también revela que, al problema del crédito, se le ha unido el de la exigencia de mayores garantías para la concesión de préstamos y un encarecimiento de los gastos, lo que hace aún más difícil la posibilidad de conseguir financiación, en especial para financiar circulante (gasto corriente).

Así, ocho de cada diez empresas aseguran que han sufrido un aumento en los avales y la mitad de ellas confiesa que las entidades bancarias han comenzado a solicitarles garantías de carácter personal ante el fuerte repunte de la morosidad en los créditos bancarios, que se situó en el 5,4% del total en julio. Por segunda vez en la historia, el volumen de créditos dudosos sobrepasó los 100.000 millones.

El crédito directo del ICO, la otra vía creada por el Ejecutivo para hacer fluir el crédito a las pymes tampoco ha arrancado con demasiado éxito. En los tres primeros meses se han aprobado 2.433 operaciones por un importe de 101 millones de euros. Ese volumen supone un 24% del total analizado, aunque el número de propuestas rechazadas ha sido mucho mayor por las exigencias solicitadas a los demandantes de crédito.

Cinco meses de retraso en el pago

La encuesta de las Cámaras de Comercio también refleja que la tendencia al retraso en el pago a las empresas se ha acentuado en los últimos meses. Así, el 91% de las empresas confirma que ha sufrido demoras en los últimos tres meses. Ese retraso se ha establecido en una media de 4,5 meses para las empresas y de 5 para la administraciones públicas.

Otro indicador que refleja el repunte de la morosidad es el volumen de créditos impagados. El último informe de la consultora Intrum Justitia señala que los préstamos vencidos (incluyen tanto los nuevos casos como aquellos que continúan en gestión para recuperación) se han incrementado un 5% en el segundo trimestre de 2010 con respecto al trimestre anterior y un 20% con respecto al mismo trimestre de 2009.

El director general de Intrum Justitia en España, Luis Salvaterra, precisa que el volumen de créditos vencidos continúa al alza, tras dos años de subidas. "Además la recuperación de los mismos requiere cada vez de un mayor esfuerzo", recalca.