Opciones de inversión

Cinco claves para invertir en fondos cotizados

Con el paso del tiempo, los productos de inversión parecen multiplicarse y el mercado de los ETFs no se queda atrás. Lyxor Asset Management ofrece los cinco puntos básicos para invertir en fondos cotizados.

En un momento delicado en los mercados de renta variable, los inversores no dudan en salir a la caza de nuevas formas de invertir y obtener rentabilidad. En este contexto, los ETFs o fondos cotizados se han convertido en una buena alternativa. Lyxor Asset Management destaca las claves para entender este tipo de producto que, en palabras de Juan San Pio, responsable de ETF para inversores institucionales de Lyxor Asset Management, es "una manera sencilla de invertir en cualquier lugar del mundo con un riesgo máximo del 10%".

Así, los cinco puntos básicos para operar con fondos cotizados son:

1. Qué son los ETFs: Son fondos de inversión que replican índices y que cotizan en Bolsa. El ETF es un híbrido entre una acción y un fondo, por tanto este producto cuenta con las ventajas de ambos productos de inversión. Tienen liquidez intradiaria y asegurada, se pueden comprar y vender a lo largo de la sesión bursátil, el precio es conocido en todo momento, pueden distribuir dividendos y ofrecen la contratación con cuenta de valores.

Los ETFs, debido a su carácter de producto cotizado, tienen el mismo tratamiento fiscal que las acciones: sus rendimientos son considerados como variaciones patrimoniales. Los rendimientos se incluyen en la base del ahorro y tributan al 19% los primeros 6.000 euros y el resto al 21%. Además, no están sujetos al régimen de diferimiento de fondos de inversión.

2. Historia y emisores de ETFs: En los años 80 se empiezan a negociar en Estados Unidos productos financieros sobre cestas de acciones, mientras que en Europa hay que esperar al año 2000, cuando se produce el lanzamiento de los primeros fondos cotizados europeos. En España, el año de entrada de los ETFs es el 2006.

Actualmente, en el mundo hay más de 2.280 ETFs y más de 1,1 billones de dólares en activos bajo gestión. En el Viejo Continente, los fondos cotizados son más de 960 y hay más de 170.000 millones de euros bajo gestión. En Europa, las tres principales gestoras por activos bajo gestión son iShares, Lyxor ETF y Db x-trackers.

3. Características de los ETFs: A diferencia de los fondos de inversión tradicionales, el ETF es más transparente y lo importante es tener en cuenta el índice al que replica el fondo cotizado. Es el índice el que manda. Así, la liquidez de un ETF depende de la liquidez de los valores que componen cada índice.

4. Cómo seleccionar ETFs: A la hora de seleccionar un fondo cotizado, hay que tener en cuenta la comisión de gestión y la horquilla. De esta manera, es mejor cuanto más baja sea la comisión de gestión, mientras que la horquilla es la que muestra la liquidez de un valor (la liquidez de un ETF no la determina el volumen negociado).

5. Estrategias con ETFs: En el mercado de fondos cotizados, hay una gran variedad de opciones: ETF Sector y Estilo, ETF Mercados Emergentes, ETF Mercado de dinero, ETF Renta fija, ETF Alternativos y ETF Materias Primas.