Prevista para junio de 2011

Seat comunicara a los sindicatos el ERE que regulará el trabajo hasta la llegada del Q3

La dirección de Seat ha convocado mañana a los sindicatos para comunicarles los detalles del nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que deberá permitir regular el flujo de trabajo hasta la llegada del Audi Q3, prevista hacia junio de 2011.

El presidente del comité de empresa de Seat, Martías Carnero, ha explicado a Efe que la empresa les ha emplazado a una reunión del comité intercentros que tendrá lugar a primera hora, en la que se pondrá sobre la mesa la planificación para los próximos meses.

Carnero se ha mostrado convencido de que el nuevo ERE, el quinto desde que la filial de Volkswagen decidiera ajustar la producción a la caída de la demanda, marcará "el final de la historia de los ERE en Seat", y "cerrará una mala época" para abrir otra en la que la factoría empezará trabajar al máximo rendimiento.

El expediente deberá permitir a Seat cubrir posibles descensos de la demanda de producción en los meses de noviembre y diciembre de este año, y en el primer semestre de 2011, hasta la llegada del Q3.

Las cien mil unidades anuales de este modelo que Seat prevé producir en Martorell (Barcelona) permitirán no sólo absorber a los trabajadores afectados por el expediente temporal, sino también realizar entre 600 y 700 nuevos contratos en 2011 para poder tener a punto las tres líneas a pleno rendimiento hacia el mes de octubre, según fuentes sindicales.

Para este mes de octubre, la empresa ha comunicado a los sindicatos que serán 467 trabajadores los que estarán afectados por el expediente temporal, según ha explicado un miembro del comité intercentros.

En diciembre de 2009, la Generalitat dio luz verde al cuarto ERE temporal de Seat en poco más de un año, pactado con los sindicatos mayoritarios, y que tenía como objetivo hacer frente al descenso de la producción que sufría el sector del automóvil.

La suspensión temporal de empleo tenía que afectar de forma rotatoria a 7.484 trabajadores de las fábricas de Martorell y Zona Franca (Barcelona) y su fecha final de aplicación es el 23 de diciembre de 2010.