Entre los administradores está Ángel Rojo, padre de la Ley Concursal

El juez retira a la administración concursal de Nozar

El juez del juzgado de lo mercantil número dos de Madrid, Andrés Sánchez Magro, ha retirado a la administración concursal de Nozar, la inmobiliaria de la familia Nozaleda, en concurso desde septiembre de 2009 con 700 millones de deuda. En el auto el juez afirma que se "impone urgentemente un giro sustancial en la llevanza y gestión de este procedimiento".

Entre los administradores concursales de la compañía se encuentra Ángel Rojo, considerado uno de los 'padres' de la Ley Concursal. El catedrático de derecho mercantil, junto a sus colegas en la administración de Nozar, solicitó al juez la anulación de las operaciones de pago de la inmobiliaria a entidades financieras que realizó la compañía durante los meses previos a su entrada en concurso de acreedores. La administración entendió que esas devoluciones, a través de cesiones de activos, produjeron un "manifiesto daño" del principio de igualdad de trato de los acreedores.

Nozar redujo en unos dos años una deuda superior a los 2.000 millones a menos de 700 millones. Entre las entidades que negociaron esas devoluciones con Nozar se encuentran BBVA, Royal Bank of Scotland, Caja Madrid, Eurohypo, Popular, Sabadell, Barclays, Caja Castilla-La Mancha, La Caixa, Banesto, Unicaja, Pastor e Ibercaja, entre otras. La aprobación de la solicitud de reintegración de esas devoluciones a la banca sentaría un duro precedente para las entidades financieras presentes en concursos similares de inmobiliarias. Y sería aplaudida por los numerosos acreedores comerciales (empresas proveedoras)

La medida está causando estupor entre los profesionales del derecho en España por lo inusual de la misma y por ser Ángel Rojo uno de los administradores, considerado una eminencia en materia concursal en España.

En su auto el juez señala que tras un "minucioso examen del procedimiento y de oír atentamente a todas las partes implicadas" ha concluido que "se impone urgentemente un guro sustancial en la llevanza y gestión de este procedimietno que evite una indefinida dilación en el cumplimiento de los términos y plazos procesales".

En febrero de este año el juez de Nozar dejó el plazo para presentar el informe concursal de Nozar sine díe por parte del juez encargado del proceso de la inmobiliaria, ante la "excepcional complejidad" que presenta la deuda bancaria de la compañía de la familia Nozaleda.

En el auto, que tiene fecha de 17 de septiembre y que el Tribunal de Justicia de Madrid ha enviado a los medios tras una llamada efectuada por este diario para confirmar la información, el juez argumenta la medida recordando también que el concurso de haber sido declarado voluntario ha pasado a ser necesario y afirma que "hay muchas razones que abonan la conveniencia de modificar sustancialmente la composición de la administración concursal".

"En la nueva fase que ahora se inicia", señala el juez en el auto, "el anterior clima de beligerancia que se ha podido evidenciar en las actuaciones ha de ser sustituido por un régimen de abierta cooperación".