Redes sociales

Los artífices de Patagon lanzan el 'Facebook' financiero

La próxima semana se estrena en España La red social, una película que narra la vida del creador de Facebook, Mark Zuckerberg. La historia de cómo este joven se ha convertido en uno de los hombres más ricos del planeta promete batir récords de taquilla. Sin embargo, los avatares de dos jóvenes argentinos hace una década no tienen nada que desmerecer a las andanzas de Zuckerberg.

En 1998, Constancio Larguia y Wenceslao Casares crearon Patagon.com, un portal financiero que llegó a ser el más grande de toda Latinoamérica y que, en plena eclosión de la burbuja de las puntocom, fue vendido al recién creado Banco Santander Central Hispano (BSCH) por 550 millones de euros.

Once años después de aquella operación, Constancio Larguia y buena parte del equipo fundacional de Patagon acaban de lanzar en España una página web que aspira a convertirse en la primera red social del mundo, de contenido financiero.

El sitio weemba.com permite a particulares y empresas que busquen un crédito crear una ficha con todas las características de su solicitud: importe, plazo de amortización... A esa demanda, puede incorporar documentación que avale su solvencia.

Las entidades financieras interesadas en una demanda concreta o un determinado perfil de cliente, pueden acceder a todos los datos de la ficha, a cambio del pago de una comisión, que irá de los 75 euros para préstamos personales a los 300 euros en caso de créditos para empresas.

Para los solicitantes de financiación, todo el servicio es completamente gratuito.

La iniciativa, que echó a andar ayer en España, lleva dos meses de funcionamiento en Argentina, con más de 1.000 usuarios registrados y seis entidades financieras en la plataforma. El volumen de préstamos solicitados supera ya los seis millones de euros. Según los directivos de weemba, en marzo ampliarán la iniciativa a los Estados Unidos.

"Creemos que es el momento adecuado para lanzar un proyecto de estas características en España, porque hay muchos clientes que no consiguen financiación por los canales tradicionales", explica Constancio Larguia.