Proyección del INE

La población española se estancará en la próxima década

Los años dorados de crecimiento de la población española quedaron atrás. Según la última proyección del Instituto Nacional de Estadística (INE) España registrará un crecimiento demográfico hasta 2019 por debajo del 0,35% anual. Esto supondrá ganar 1,2 millones de habitantes en la década, frente a los casi seis millones más contabilizados entre 2000 y 2009.

España echa el freno a su crecimiento demográfico. En los próximos diez años, la población española crecerá anualmente por debajo del 0,35%, con lo que al final de la década el país habrá ganado 1,2 millones de habitantes, en comparación con los 5,9 millones más registrados entre 2000 y 2009. Esto supondrá un crecimiento en la próxima década del 2,7% frente al 14,8% de la década anterior.

Esta es la proyección de la población española a corto plazo (2010-2020) hechas públicas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), según las cuales España no alcanzará los 47 millones de habitantes hasta 2018, cuando en la actualidad cuenta ya con casi 46 millones. En términos medios, este cálculo arroja una ganancia poblacional de unos 124.591 habitantes al año frente a casi 600.000 entre 2000 y 2009.

El principal efecto práctico de esta ralentización será un claro envejecimiento de la población. Así, en este contexto, la esperanza de vida seguirá creciendo, tanto entre los hombres (que vivirán 1,7 años más hasta los 80,1 años al final de la década) como entre las mujeres (que vivirán hasta los 86,1 años, lo que supone 1,5 años más). Con ello, el crecimiento natural de la población -diferencia entre los nacidos y los fallecidos- se ralentizará paulatinamente tras alcanzar el máximo en 2008 (134.305). De forma, este saldo será prácticamente nulo en 2019 (con 6.180 nacidos más que fallecidos).

Por tanto, el mercado laboral a finales de la década se verá dañado debido a una importante disminución de la gente en edad de trabajar (entre 16 y 64 años) en casi medio millón de personas menos (un -1,6% en diez años). Al mismo tiempo, el grupo de mayores de 64 años, en edad de jubilación, experimentará un fuerte crecimiento, con 1,3 millones de personas más en 2020, un 17,1% más. Así, en 2020 dos de cada diez personas tendrá más de 64 años.

El motivo fundamental de este estancamiento poblacional es la llegada a la edad fértil de generaciones de mujeres mucho menos numerosas, nacidas durante la fuerte crisis de la natalidad que vivió España en los años 80 y principios de los 90. Por ello, este freno poblacional se produciría -explica el INE- aunque continuara la tendencia favorable de la última década. De hecho los cálculos de Estadística barajan que el número de hijos por mujer alcanzaría los 1,51 en 2019, en comparación con el 1,40 de 2009. "Estas mismas tendencias llevarían a una estabilización de la edad media de la maternidad en torno a los 31 años", indica el documento.