Con 58 directivos y un reparto "equilibrado"

Caixa Galicia y Caixanova cierran la segunda línea de la nueva caja

Caixa Galicia y Caixanova han cerrado la segunda línea de dirección de la nueva caja gallega, que se compone de 58 directivos y que ha sido elegida de acuerdo con los principios de "equilibrio y eficiencia" aplicados durante todo el proceso para mantener el mismo número de responsables procedentes de una y otra entidad.

En un comunicado conjunto, las dos cajas han explicado que han comunicado esta tarde a sus plantillas los nombres de estos 58 directivos, que completan el organigrama del comité de dirección que se dio a conocer el pasado mes de junio y establece diez direcciones generales adjuntas.

Este cuadro de directivos, han indicado Caixa Galicia y Caixanova, es el resultado de "un complejo programa de entrevistas y análisis" controlado por los miembros del comité de dirección y los asesores externos de Russell & Reynolds, que han colaborado en todo el proceso. Durante este mes las cajas continuarán decidiendo los siguientes tramos de la estructura organizativa, con "la misma metodología" pero sin el apoyo de asesores de fuera de las entidades.

Este paso, han defendido, responde a los principios de "equilibrio y eficiencia" y "continúa sentando las bases para la construcción de un proyecto sólido y de futuro". En el mapa de la nueva caja se crea un área específica de auditoría, de la que se encargará Albino Espinosa, y una secretaría de copresidencias, ocupada por Antonio Carrera, dependientes ambas de la dirección general de José Luis Pego.

Bajo la tutela directa del director general adjunto ejecutivo, Javier García de Paredes, estarán las secretarías general, con Francisco Serna al frente; Personal, con Rubén Martínez; Relaciones Laborales, con Miguel Ángel Prado; Relaciones Institucionales, con Juan Fontán; Asesoría Jurídica, con José Álvarez-Naveiro; Cumplimiento Normativo, con Mikel Echarren; y Comunicación, con Manuel V. Sola.

Tanto el propio García de Paredes, como el futuro director general de la nueva caja, José Luis Pego, han trasladado su enhorabuena a los designados para ocupar los puestos de dirección, entre los que hay -entre cuadro de mando y segunda línea- cinco mujeres. Asimismo, les han pedido "trabajo y colaboración" para desarrollar el "ilusionante proyecto" que tienen por delante. El trabajo será "muy intenso", han dicho, pero han manifestado su confianza en que "surgirá una caja que será fruto del empeño puesto" por cada uno de los responsables de la entidad única.

Brea al frente de obra social

Al frente de la Obra Social estará Guillermo Brea, que dirige esta área en Caixanova actualmente. En el departamento Inmobiliario, que dirigirá Gregorio Gorriarán, se crearán una asesoría jurídica y una área de auditoría y prevención de blanqueo. La dirección de negocio inmobiliario la ocupará Javier de la Colina, procedente de CXG Grupo Inmobiliario Coporación Caixa Galicia; mientras que la de Dirección Financiera y Control será para Andrés Moreno, de CXG Coporación Caixa Galicia.

La dirección Comercial, que controlará Juan Díaz Arnau, contará con un adjunto, que será Julio Rivero, y con un departamento de Marketing y Desarrollo de Negocio, con José Luis Abelleira a la cabeza. El organigrama se divide en área de Galicia Norte y Asturias; Galicia Sur y León; Negocio Minorista en España; Negocio de Empresas; Negocio Internacional y América.

Dentro de la dirección de Finanzas y Mercados, cuya responsable será María Victoria Vázquez, se crean los departamentos de Financiación Mayorista; Tesorería y Mercado de Capitales; Participaciones Estratégicas y Participaciones Corporativas, del que se encargará José Luis Méndez Pascual, hijo del anterior director de Caixa Galicia, José Luis Méndez.

Además del Grupo Inmobiliario, Comercial y Finanzas y Mercados, las principales áreas se completan con Estrategia, Riesgos, Planificación Financiera y Control, Sistemas y Procesos y Medios.