Presentación del Informe Económico de Aragón

Caja Inmaculada admite que el SIP exigirá un ajuste de plantilla y oficinas

El presidente de Caja de Ahorro de la Inmaculada, Juan María Pemán, ha admitido hoy que el proyecto de SIP (Sistema Institucional de Protección) con Caja Círculo y Caja Badajoz conllevará un ajuste de plantilla y del número de oficinas de la entidad.

Pemán ha hecho esta afirmación en una rueda de prensa convocada para la presentación del Informe Económico de Aragón 2009, cuyas conclusiones ha detallado el presidente de la Fundación Economía Aragonesa (FUNDEAR), el catedrático de Economía José María Nasarre.

El responsable financiero de la CAI ha explicado que aunque los ajustes proyectados no serán excesivos, permitirá a la entidad generar beneficios y mejorar sus resultados económicos.

Ha destacado, además, que los responsables de la entidad trabajan "ilusionados" en un proyecto que, en su opinión, "es bueno para la CAI y la economía aragonesa, que siempre han estado unidas".

En su intervención, ha comentado que las dos cajas con las que se proyecta el SIP, cuya constitución esta pendiente de "flecos" y aún "no está cerrada del todo", son entidades de tamaño moderado como CAI y con una solvencia "muy holgada".

Ha subrayado a este respecto que la situación "holgada" a nivel económico de las tres cajas no les ha hecho necesario recurrir a aportaciones públicas para acreditar su solvencia financiera.