Hasta 1.776 millones

Las cajas invirtieron un 13,7% menos en Obra Social durante 2009

Las cajas de ahorros que operan en España invirtieron el año pasado 1.776 millones de euros en Obra Social, un 13,7% menos que en el ejercicio anterior, cuando se batió un récord con más de 2.000 millones de euros.

Así lo informó hoy en rueda de prensa el director de Relaciones Institucionales y Obra Social de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Carlos Balado, durante la Convención Nacional de Obra Social de estas entidades, que se celebra hasta el viernes en el centro social Caixanova de Santiago.

Treinta y nueve directivos, cifra inferior a los 45 de 2009 debido al proceso de fusiones en que está inmerso el sector, compartirán experiencias e iniciativas para mejorar la tarea conjunta de las cajas en el ámbito social.

Las cajas han destinado a Obra Social 1.107 millones de euros de los beneficios logrados en 2009, casi un 27% de las ganancias obtenidas el pasado año, porcentaje superior a lo dotado a Obras Social otros años.

Las cajas destinaron más de 3.000 millones a reservas, que representa el 73% del beneficio, para reforzar su solvencia en el actual escenario económico.

La pobreza, la vivienda, la inserción laboral y la atención a las necesidades básicas centran el trabajo de las cajas en obra social.

Así por ejemplo, en los últimos cinco años, se incrementó en un 300 por ciento los recursos destinados a bancos de alimentos y comedores para atender las necesidades básicas sociales.

En todo caso, insistió Balado, "lo principal" son las reservas para "afrontar tiempos inciertos" y "asegurar la obra social en el futuro" pues también bajan los beneficios de las cajas, aunque los tienen, precisó.

De hecho, los más de 1.107 millones de euros de dotación con cargo al beneficio del año pasado coloca a las cajas en el puesto undécimo de las empresas del Ibex-35, lo que constituye un "factor de equilibrio para España de indudable valor", subrayó el representante de la CECA.

El esquema de prioridades de la Obra Social se ha mantenido en el último ejercicio, con la Asistencia Social y Sanitaria como área preferente, con el 41% del total y una inversión de 725,66 millones de euros, que cayó el 7,1% interanual, muy por debajo de la media del conjunto de la Obra Social.

Por el contrario, el capítulo de Cultura y Tiempo Libre sigue perdiendo peso relativo en la inversión de Obra Social, de la que ahora representa aproximadamente un tercio, cuando al comienzo de la década suponía prácticamente la mitad.

En 2009, las Cajas invirtieron en el Área de Cultura y Tiempo Libre 588,74 millones de euros, un 19,3% menos que un año antes.

Junto con Asistencia Social y Sanitaria, el área que ha retrocedido menos que la media ha sido Educación e Investigación, que ha gestionado un 6% menos de recursos que el año anterior, 307,22 millones de euros.

Por último, el área que más desciende es Patrimonio Histórico Artístico y Natural, con un 30,2%, aunque el recorte fue mucho mayor en el caso de Patrimonio Histórico (-41%) que en el de Medioambiente Natural (-19,8%).

La contribución al Producto Interior Bruto de la Obra Social de las Cajas ascendió a 1.425 millones de euros en 2009, casi un euro por euro invertido (descontado el gasto que se efectúa fuera de España); mientras que el efecto de dinamismo económico propiciado por la inversión social de las Cajas se aproximó a los 3.000 millones de euros.

En cuanto a creación de empleo, los 1.776 millones de euros de la Obra Social en 2009 permitieron el mantenimiento o la creación de 33.594 puestos de trabajo, de los que 3.637 correspondieron al empleo directo de la Obra Social; 17.061, al empleo indirecto contratado; y 12.896, al empleo inducido.

Intervino en la misma comparecencia el presidente de la Comisión Nacional de la Obra Social, Jorge Ribera, quien adelantó que las cajas están preparando un estudio sobre violencia para aplicarlo a la realidad de la obra social y destacó que el objetivo de este encuentro es "poner a la obra social de las cajas en la vanguardia a nivel nacional".

También participó el director de la Obra Social Caixanova, Guillermo Brea, quien abogó por tratar de manera especial nuevas acciones que den respuesta a las necesidades sociales que emanan de la situación de crisis actual.