Rueda de prensa

El PSOE no aceptará ninguna censura del Pacto de Toledo a la congelación de pensiones

La portavoz del PSOE en el Pacto de Toledo, Isabel López i Chamosa, ha advertido a la oposición de que no aceptará que la redacción de las nuevas recomendaciones para la reforma del sistema de pensiones incluya ninguna "censura" a la congelación de las pensiones en 2011, pese a que PP y CiU han advertido que se trata del "principal escollo" en la negociación y su retirada sería incluso una condición "sine qua non" para la consecución de un acuerdo.

En una rueda de prensa en el Congreso, López i Chamosa ha respondido en estos términos a sus homólogos de PP, Tomás Burgos, y CiU, Carles Campuzano, defendiendo que es una medida contenida en una norma con rango de ley aprobada por el Pleno de la Cámara Baja y que, además, nunca ha sido competencia del Pacto de Toledo.

Unos minutos antes, Campuzano señaló que el hecho de que la Comisión de seguimiento de este acuerdo por las pensiones contemple en sus nuevas recomendaciones una "censura" a la decisión del Gobierno facilitaría mucho la negociación, retomada este miércoles tras quedar interrumpida desde mayo por el anuncio del Gobierno de suspender la revalorización automática de las pensiones en función del IPC para 2011.

El acuerdo podría retrasarse hasta diciembre

Por su parte, Tomás Burgos ha explicado que el PP no sólo llevará esta cuestión al Pacto de Toledo, sino que sumará fuerzas con el resto de grupos para impulsar un frente común a través de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2011 para derogar esta medida, reclamada a través de 13 votaciones en el Parlamento, la última de ellas este mismo miércoles en el Senado. "Nunca un Gobierno se ha quedado tan solo por una medida", ha recalcado Burgos.

De hecho, tanto Burgos como Campuzano han coincidido en señalar que sin esta decisión la Comisión del Pacto hubiera concluido ya sus recomendaciones, que el Gobierno espera recibir a finales de octubre. Aunque el PSOE no ha propuesto ningún calendario y opta por "trabajar sin prisa pero sin pausa", otras formaciones, como CiU, consideran que el documento de recomendaciones no estará finalizado hasta diciembre.

En la reunión de este martes, que apenas ha durado cuatro horas, se han revisado cuatro de las quince recomendaciones que contiene el anterior documento del Pacto de Toledo, incluyendo la relativa precisamente al valor de las pensiones, así como la separación de fuentes y las aportaciones al Fondo de Reserva de la Seguridad Social, si bien no se ha alcanzado ningún acuerdo.

Periodo de cálculo

Tampoco se han abordado los temas más polémicos que se plantean en la reforma: la ampliación de la edad de jubilación y el aumento del periodo de cálculo. Respecto a este último asunto, Chamosa ha reiterado que confía en que se podría sellar un acuerdo entre los grupos parlamentarios que permita sellar un acuerdo para elevar el periodo de cálculo de 15 años a 20.

No obstante, a continuación ha asegurado que el PSOE no presentará esta propuesta, sino que tendrán que hacerlo los otros grupos, y ha añadido que al hablar de 20 años se ha limitado a trasladar impresiones que ha extraído de sus conversaciones, precisamente con Burgos y Campuzano. "Si lo presentan, estaremos dispuestos a hablar", ha señalado.

No obstante, Burgos ha insistido en que es el Gobierno el que está interesado en fomentar este debate, respuesta similar a la de Campuzano, si bien éste sí ha deslizado que CiU es partidaria de mejorar el sistema de cómputo de años para las pensiones, que considera que genera "problemas".

La Comisión retomará mañana sus trabajos a las 9:30 horas, recibiendo a una delegación de asesores del Ministerio de Trabajo e Inmigración.