Declaraciones de Geithner

EE UU advierte de la amenaza por la devaluación de algunas monedas

El secretario del Tesoro de EE UU, Timothy Geithner, advirtió hoy, sin mencionar a China, de que la excesiva devaluación de las monedas de algunos países emergentes puede poner en riesgo la recuperación económica mundial.

Geithner abordó así uno de los temas más espinosos de la actualidad económica internacional y que promete ser el eje de la reunión ministerial del G20, que se celebra el viernes en Washington, y de la posterior Asamblea del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial que se extenderá durante el fin de semana.

Los últimos meses el Congreso estadounidense ha criticado que el Gobierno de Barack Obama no ejerza una mayor presión sobre China, país al que acusa de mantener su divisa artificialmente baja para favorecer las exportaciones.

China anunció este verano que dejaría fluctuar más libremente el yuan, pero desde entonces apenas si se ha revalorizado un 1%.

Además de China, otros países, como Brasil y Corea del Sur, han tomado medidas para mantener la cotización de sus monedas, lo que ha llevado a algunos expertos a hablar de una "guerra de divisas".

En un discurso que pronunció el secretario del Tesoro en la Brookings Institution, en Washington, Geithner afirmó que controlar férreamente la cotización de las monedas implica grandes riesgos para los países que la acometen.

Por un lado, explicó, mantener artificialmente baja la cotización "puede causar inflación y generar burbujas (de crecimiento) en las economías emergentes", aunque también "puede frenar el crecimiento del consumo y crear distorsiones a corto plazo, a favor de las exportaciones", agregó.

"Cuando economías de gran tamaño con tipos de cambio devaluados actúan para evitar la apreciación de sus monedas, esto anima a otros países a hacer lo mismo, y eso crea una dinámica peligrosa", dijo el secretario del Tesoro de EE UU, uno de los países que más está sufriendo la competencia de China para exportar sus productos.

Geithner añadió que uno de los objetivos de EE UU en la reunión del FMI y del Banco Mundial de los próximos días será "convencer" a las naciones de que sean más flexibles con las cotizaciones de sus monedas. "Es mejor resolver estos temas en el contexto multilateral, y no dejar la solución solo sobre los hombros de Estados Unidos", afirmó.

En una rueda de prensa paralela, el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, reconoció hoy que la excesiva apreciación de las monedas afecta a muchos países emergentes, y que este tendrá que ser uno de los asuntos que aborde el G20, que se ha convertido en el principal foro de colaboración económica multilateral.

Blanchard dijo que para conseguir un crecimiento mundial más equilibrado se necesita que algunos países emergentes "aprecien sus monedas frente a las divisas de muchos países desarrollados", y citó en concreto la necesidad de que el yuan chino se aprecie frente al dólar estadounidense.