Hay seis desaparecidos

Cuatro muertos por el vertido tóxico en Hungría

El Gobierno de Hungría ha declarado el estado de emergencia en tres condados del oeste del país debido a un vertido tóxico procedente de la balsa de contención de una planta de alumnio, según informó este martes la agencia de noticias MTI. El vertido ha causado al menos cuatro muertos, seis desaparecidos y alrededor de 120 heridos, según el último balance oficial.

Vista aérea de las calles de la localidad húngara de Kolontar, cubiertas por lodo rojo, un día después de que la ruptura de un dique produjera el vertido tóxico
Vista aérea de las calles de la localidad húngara de Kolontar, cubiertas por lodo rojo, un día después de que la ruptura de un dique produjera el vertido tóxico

El fango rojo, un residuo generado por el refinado de bauxita, se extendió ayer lunes por Kolontar y otras dos aldeas a causa de la rotura de una balsa de contención de la planta de aluminio de Ajkai Timfoldgyar Zrt, perteneciente a la empresa MAL Zrt. El estado de emergencia afecta a los condados de Veszprem, Gyor-Moson-Sopron y Vas.

La Unidad Natural de Desastres (NDU) informó este martes de que otras cuatras aldeas se han visto afectadas y que al menos cuatro personas han muerto y otras seis están desaparecidas. Otras muchas personas sufren quemaduras e irritaciones de ojos a causa del plomo y de otros elementos altamente corrosivos.

El vertido, estimado en unos 700.000 metros cúbicos, se ha llevado por delante automóviles, puentes y viviendas y ha obligado a evacuar a alrededor de 400 vecinos de la zona. "Hemos echado varias toneladas de yeso en el río Marcal y esperamos contener el fluido tóxico de esta forma", declaró la portavoz de la NDU, Gyorgyi Tottos.