Crea una tasa medioambiental

El Gobierno cántabro sube el IRPF

El Gobierno de Cantabria subirá en 2011 el IRPF entre 0,5 y 3 puntos en el tramo autonómico para los contribuyentes cuya base imponible supere los 67.000 euros y creará una nueva tasa medioambiental que obligará al consumidor a pagar cinco céntimos por cada bolsa de plástico que pida en un comercio.

El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo (PSOE), ha explicado esta tarde a Efe que, con la reforma fiscal que va a presentar junto con los presupuestos regionales de 2011, el Gobierno de Cantabria espera recaudar 20 millones de euros adicionales.

La subida de impuestos también afecta al canon de Matriculación para los vehículos de mayor cilindrada y las embarcaciones de más de siete metros de eslora, así como a las tasas y precios vinculados al suministro de agua, que encarecerán el recibo en unos 60 céntimos mensuales por usuario.

La Consejería de Economía calcula que, si no tomara ninguna medida, en 2011 los gastos del presupuesto regional superarían en unos 300 millones de euros a los ingresos.

La mayor parte de ese desfase se compensará con una reducción de 200 millones en los gastos de la Administración autonómica, mientras que el resto confía en obtenerlo del aumento de los ingresos que prevé que se va producir por el aumento de la actividad económica (60 millones), de una mejora en la gestión tributaria (20 millones) y de la reforma fiscal (20 millones).

El principal punto de la reforma fiscal afecta al tramo autonómico del IRPF, al que el Gobierno de Cantabria va a introducir criterios "claramente progresivos" para que tribute más el que más tiene: un 3,5% de los contribuyentes que aportan el 15,5% de los ingresos generados por este impuesto.

En cuanto a la tasa por uso de bolsas de plástico, será de cinco céntimos por unidad y la recaudarán los propios comercios.

No obstante, no se aplicará a las bolsas biodegradables ni tampoco a las que utilizan establecimientos, como pescaderías o carnicerías, que necesariamente tienen que servir al cliente sus productos en ese tipo de envoltorios.

Respecto a las deducciones, se mantiene la destinada a incentivar la adquisición de segunda vivienda en municipios de alta montaña (300 euros), que se duplicará a 600 euros si el comprador fija en ese inmueble su vivienda habitual.

Esta bonificación, que según el consejero busca la cohesión territorial, estaba restringida hasta ahora a 14 municipios.

Con la reforma fiscal anunciada hoy, se ampliará a todos los ayuntamientos de Cantabria que tengan una densidad de población por debajo de la media y una tasa de envejecimiento por encima del promedio; es decir, a unos 70 municipios de toda la región.

El Gobierno de Cantabria también tiene previsto ampliar la bonificación del 95% en las donaciones de padres a hijos que concedía para la compra de la primera vivienda a todos aquellos supuestos en los que la vivienda adquirida pase a ser la residencia habitual, aunque el beneficiario ya tuviera otro inmueble.