El organismo reconoce el esfuerzo del Gobierno

FMI: "España lo está haciendo muy bien en el ámbito financiero"

España no está haciendo las cosas bien sino "muy bien" en el ámbito de la estabilidad financiera, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que señaló hoy que el principal asunto pendiente, la reestructuración de las cajas, "avanza a buena velocidad".

"España en el ámbito financiero está haciendo los deberes lo mejor posible", dijo hoy en rueda de prensa el responsable del departamento de Asuntos Monetarios y Mercados del FMI, el español José Viñals.

El FMI sigue preocupado por la salud del sistema financiero y por las consecuencias que los riesgos pueden tener para las economías. Según el Informe de Estabilidad Financiera presentado hoy en Washington, el sistema financiero global se mantiene en un periodo "incertidumbre significativa y sigue siendo el 'talón de Aquiles' de la recuperación económica".

Según el análisis hecho por esta institución, el reforzamiento gradual de los balances y el progreso hacia la estabilidad financiera ha sufrido un revés desde que se publicó el anterior informe en abril. "La reciente crisis en los mercados de deuda soberana en Europa ha incrementado las vulnerabilidades de la banca y de los balances de los países".

El FMI alabó la decidida acción de los legisladores en ese frente, que ayudó, según dijo, a estabilizar los mercados crediticios y a reducir el riesgo, aunque precisó que todavía existen "incertidumbres significativas".

El FMI reconoce que, en conjunto, el sistema bancario sigue reforzándose en línea con las mejoras propuestas en el marco de Basilea III. El sector ha actualizado el valor de sus activos y hecho provisiones por pérdidas valoradas en 2,2 billones entre 2007 y 2010, elevado sus niveles de capital y reforzado sus balances. No obstante, el departamento financiero de este organismo, presidido por José Viñals, afirma que dada la situación vista en primavera la banca "sigue siendo vulnerable a una crisis de confianza".

Al Fondo le preocupa que la financiación, que sigue siendo a corto plazo, sea un problema y que se dependa en exceso de los bancos centrales para ello. Los economistas creen que para reducir la vulnerabilidad del sector y para acabar con la interconexión que se ha creado entre los balances nacionales y los de la banca, con el peligro que eso supone para las economías, es necesaria "una capitalización adicional y de mayor calidad en un buen número de países. Caso de que no se aplique la receta, "las debilidades intensificarán las presiones sobre el proceso de desapalancamiento y volver a arrastrar a la economía" debido a la interconexión y la dependencia de la banca de los balances soberanos como se ha visto recientemente en el caso de Irlanda.

Para el FMI es preciso que los Gobiernos actúen en varios frentes para asegurar la estabilidad. El primero de ellos es el propio reforzamiento de sus cuentas públicas, "con medidas que deben ser específicas para cada país y acompañadas si es posible de reformas estructurales para dinamizar el crecimiento".

El Fondo también propone que de inmediato se solucionen los problemas que han creado instituciones financieras no viables y que se refuercen las estrategias de salida de la crisis con planes que sean flexibles.

Los expertos de este organismo, que ya el fin de semana han hablado de la necesidad de acelerar en unas reformas regulatorias que debe estar más internacionalizadas vuelven a insistir en la necesidad de este paso y la claridad de las medidas que se hjan reproponer. "Los anuncios del Comité de Basilea son un rpogreso, pero se debe hacer mas".