Define estándares mínimos de calidad

La UE castigará a las empresas por los retrasos aéreos que provoquen

El cielo único entra en su recta final. La UE tendrá listo el organismo de vigilancia del sistema, PRC, y definirá los estándares básicos de los servicios antes de que finalice 2010. El supervisor multará y retirará la licencia a las empresas que provoquen retrasos aéreos o incumplan los mínimos.

Las huelgas de controladores que se producen de manera reiterada en Europa dejarán de ser gratis a las compañías a las que se les ha otorgado la licencia para ofrecer servicios de control y a las que pertenecen las plantillas de los trabajadores que protestan. Un nuevo organismo de supervisión continental de los rendimientos aéreos, llamado PRC, tendrá potestad para multar, y también para suspender la licencia de aquellas compañías de control y de otros servicios de aviación, cuyos índices de calidad sean inferiores a los estándares que la UE está definiendo en estas semanas.

La iniciativa por la que se crea este organismo supervisor es una de las varias que Bruselas ha puesto en marcha durante los últimos años para conseguir que el concepto de cielo único pueda ser una realidad plenamente operativa el día 1 de enero de 2012. El proceso se inició en 2004, pero es ahora cuando entra en su recta final. Desde hoy y hasta el próximo diciembre, la UE tendrá que dar los pasos definitivos para crear PRC y dotar a Eurocontrol de nuevas responsabilidades como gestor de la red a nivel europeo.

Este otoño las autoridades del transporte comunitarias se ocuparán también de definir unos estándares mínimos de calidad exigibles a las empresas que prestan los diferentes servicios aéreos. El marco de evaluación de rendimientos se desarrollará en cuatro áreas. La primera es la eficiencia de costes. PRC se encargará de vigilar que las tarifas por los servicios de navegación y aeroportuarios se orienten a costes, de manera que se garantice la sostenibilidad económica del sistema.

La segunda establece parámetros básicos que aseguren la seguridad en la operación. La supervisión, en este caso, se asigna a agencias estatales de seguridad. La tercera, fija requisitos medioambientales como la inclusión del sistema en el mercado de emisiones de CO2. El último área establecerá los mínimos de capacidad del sistema de aerovías y aeropuertos y en ella se incluirá la supervisión y evaluación de las responsabilidades por los retrasos y cancelaciones en los vuelos.

Antes de que finalice 2010, la UE debe hacer públicos estos parámetros de calidad y durante el primer semestre de 2011 cada país aprobará un plan nacional que fije sus compromisos. Entre las funciones que se asignarán a PRC está la supervisión de los rendimientos y el establecimiento de un esquema de incentivos y sanciones de las empresas que no cumplan con los mínimos exigidos. En casos de incumplimiento grave, el organismo supervisor puede llegar a decretar la suspensión de la licencia de operación

Fuentes de AENA definieron el proyecto de cielo único como "una iniciativa de la UE para conseguir un sistema de transporte aéreo eficaz. Ello se consigue a través de la armonización y mejora de la prestación de los servicios de navegación aérea; con la reestructuración del espacio aéreo en función del tráfico y no de las fronteras nacionales; con el reforzamiento de los niveles de seguridad en todo el ámbito europeo; y finalmente con la homogeneización de los criterios técnicos y operacionales en la prestación de servicios de navegación por parte de todos los miembros".

Célula de coordinación para evitar caos como el de las cenizas

La crisis económica y el caos que provocó en abril último la nube de cenizas volcánicas como consecuencia de la ausencia de una autoridad aeronáutica unificada de la UE han provocado la aceleración del cielo único. La UE plantea de manera urgente una serie de medidas entre las que destaca la creación inmediata de una célula de coordinación de crisis y la designación de un gestor de la red europea antes de finales de 2010.

Esta competencia recaerá sobre un organismo que ha venido jugando un papel importante en las últimas décadas: Eurocontrol. Garantizará las funciones básicas del conjunto de la red, tales como el diseño de rutas o la coordinación de recursos escasos, para que se presten de modo "centralizado, imparcial y libre de intereses particulares".

España y Portugal, avanzadilla de la unión de los espacios aéreos

La reducción a 9 de los más de 30 espacios de control aéreo actuales es una de las transformaciones más importantes que traerá el cielo único. Los llamados nuevos bloques funcionales se han diseñado con criterios de racionalidad en la organización de los vuelos, al margen del concepto superado que marca las fronteras de cada país.

En este nuevo dibujo, la península Ibérica puede convertirse en el primer territorio de la UE en el que el cielo único se hace realidad. Los operadores de servicios AENA y NAV y las autoridades de aviación civil de España y Portugal trabajan desde el pasado mes de febrero para dotar de una dirección y sistemas de control único a una amplia parcela de espacio por la que transitan los aviones entre Europa, África y Latinoamérica.

Las cifras

2.092 es el número de compañías aéreas que existían en el mundo en 2009.

2.200 millones de pasajeros volaron en una flota de 23.000 aeronaves.

340 millones de pasajeros viajaron en Europa con aerolíneas comerciales.