El programa está congelado

El Talarion de EADS se queda sin partida en los Presupuestos

El futuro del Talarion, la principal apuesta de EADS en el campo de los aviones no tripulados (UAV, por sus siglas en inglés), es cada vez más negro. La continuidad del proyecto sólo está garantizada si los países que lo impulsan (España, Francia y Alemania) aportan la millonaria financiación que les demanda el grupo aeroespacial. Algo que, cada día que pasa, parece más complicado.

En el caso español, el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año que viene aprobado por el Gobierno no incluye ninguna partida específica para sufragar el Talarion. Las inversiones reales del Ministerio de Defensa caen un 17,4%, hasta los 1.074 millones, y se concentran en lo referente a apoyo logístico y mantenimiento.

En los grandes programas de modernización, el esfuerzo inversor se ralentiza y se sitúa en 204,5 millones, un 38,5% menos que lo presupuestado para este año. Las prioridades son el A-400M, los helicópteros Tigre y NH-90, el misil Spike, el blindado Pizarro, las fragatas F-100 o los submarinos S-80, entre otros. Prácticamente, los mismos proyectos que se financiarán a cargo del Ministerio de Industria, dentro de la partida destinada a la I+D+i militar, en la que tampoco aparece el Talarion. Los recursos destinados en este campo caerán un 17,5%, hasta los 975,8 millones.

AIRBUS GROUP 97,16 -2,11%

EADS quiere que los tres países comprometan 1.500 millones para lanzar la fase de diseño y desarrollo del avión. El programa se mantiene congelado en la práctica y sólo seguirá vivo si se logra un compromiso antes de fin de año.

El grupo lo ve difícil

La posición de EADS sobre el Talarion sigue sin variar. Stefan Zoller, el responsable de la división de defensa Cassidian, ha reconocido que "una firme decisión política para el desarrollo del Talarion es difícil en estos momentos debido a la reducción presupuestaria".