Petróleo

El crudo Brent sube un 1,74%, hasta los 83,75 dólares

El precio del barril de Brent subió hoy un 1,74% en el mercado de futuros de Londres, cerrando en 83,75 dólares, animado por datos económicos favorables procedentes de China y EE UU, que parecen indicar una recuperación de la economía.

El petróleo del mar del Norte de referencia en Europa, para entrega en noviembre acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres 1,44 dólares por encima del cierre de la sesión del jueves, cuando se situó en 82,31.

El precio máximo negociado hoy fue de 83,79 dólares por barril y el mínimo de 82,21.

Los inversores en el parqué londinense valoraron positivamente el incremento de la producción manufacturera de China y los datos sobre consumo divulgados en EE UU, mejores de lo esperado por los analistas.

El Departamento de Comercio estadounidense informó hoy de que los ingresos personales en ese país aumentaron un 0,5% durante agosto, un mes en el cual el gasto nominal de los consumidores subió un 0,4%.

La mayoría de los analistas había calculado un incremento del 0,3% en los ingresos y del 0,4% en los gastos, durante un mes en el cual la inflación se mantuvo moderada.

El índice de precios en gastos de consumo, una medida de la inflación a la cual presta mucha atención la Reserva Federal, subió un 0,2% en agosto, y ha aumentado un 1,5% desde agosto de 2009.

Por otra parte, la confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía y de su situación financiera bajó en septiembre, aunque resultó mejor de lo que se había pronosticado, según datos difundidos hoy por la universidad de Michigan.

El índice de confianza que elabora ese centro se situó ese mes en 68,2 puntos, por encima de los 66,6 que la misma universidad había pronosticado inicialmente y también por encima de las expectativas de algunos analistas económicos, que preveían que esa cifra terminara este mes alrededor de los 67 puntos.

Además, los mercados de petróleo continuaron beneficiándose hoy de los datos difundidos recientemente sobre el PIB estadounidense, que creció un 1,7 por ciento entre abril y junio, dos puntos porcentuales menos que en el primer trimestre, pero una décima más de lo que se había calculado inicialmente.