Aboga por mejorar la competitividad

El Banco Sabadell cree que la recuperación económica de España será muy lenta

El consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha constatado que la recuperación española será muy lenta y, desde el punto de vista de la percepción ciudadana, a España le será difícil quitarse el epíteto de crisis, ya que está muy endeudada, sobre todo empresas y familia.

En una mesa sobre reactivación y sector financiero en España y Europa que ha abierto el XV Encuentro de Economía de S''Agaró (Girona), ha señalado que el crédito no va ser el jugador que va a sacar a la economía española adelante, sino que será la mejora de la competitividad, la mejora del comercio, las exportaciones y el crecimiento mundial.

Guardiola ha afirmado que el crédito sí puede acompañar a este crecimiento, pero también bajo el riesgo de estrangularlo si el proceso de reestructuración del sistema financiero no se hace bien y con criterios racionales.

Asimismo, ha recordado que queda margen para las reformas, como la del mercado laboral o la de pensiones, junto a un "obligado y ambicioso" programa de consolidación fiscal. "Es imprescindible el ajuste a efectos de credibilidad", ha recordado, para que presten dinero a España.

Reestructuración

En el mismo foro, el presidente de Deloitte España, Fernando Ruiz, ha asegurado que la banca española ha tenido un desempeño "excepcional" en la última década en comparación con otros sistemas del panorama internacional y afronta el futuro con mayores garantías.

No obstante, a corto plazo, ha señalado que el sector financiero español debe hacer frente a una excesiva bancarización -focalizado en el sector cajas-, a un sistema con importantes tensiones de liquidez, y debe saber adaptarse a la nueva normativa de capital.

Sobre retos de futuro, Ruiz ha hecho hincapié en los procesos de integración que vive España y ha situado como factor clave que "todos los procesos en marcha salgan bien y se hagan rápido", en alusión a la incógnita que suponen los SIP a los que han recurrido importantes entidades españolas para sortear las consecuencias de la crisis financiera.